Diputados aprueban nueva Ley de Derechos de Autor que apunta a censura en Internet

La Cámara de Diputados aprobó la nueva Ley de Derechos de Autor, que ha sido señalada por apuntar hacia la censura de Internet

Con 369 votos a favor, cero en contra y una abstención, la Cámara de Diputados aprobó anoche la nueva Ley Federal de Derechos de Autor (LFDA), que se ha señalado por apuntar fuertemente hacia la censura en Internet y que atiende a las disposiciones del capítulo de Propiedad Intelectual del nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC). Esta ley se aprobó tan sólo unas horas antes de que se oficializara la entrada en vigor del nuevo tratado comercial.

Con esta reforma a la ley, se estipula que todo contenido dentro de Internet puede ser retirado de las plataformas de Internet si se considera que puede estar violando derechos de autor. Es decir, se creó un mecanismo privado de censura en internet el cual obliga a los proveedores de servicios de internet a remover una publicación o contenido de sus clientes simple y sencillamente porque alguien diga que se están violando sus derechos de autor.

Desde su entrada en discusión al Senado, se señaló que esta propuesta de ley constituye una amenaza para el uso libre de Internet, como señala la Red en Defensa de los Derechos Digitales:

“La reforma a la LFDA pretende establecer un mecanismo privado de censura conocido como notificación y retirada, previsto por las leyes de EE.UU. Si una persona alega que un contenido o publicación viola sus derechos de autor, los proveedores de servicios de Internet deberán removerlo, sin necesidad de aportar pruebas sobre la infracción y sin la orden de una autoridad judicial”

Esta ley, además, señala directamente al usuario final, no a las plataformas que lo distribuyen, pues estas pueden evadir cualquier responsabilidad si retiran el contenido señalado.

También te puede interesar: ¿Qué es la neutralidad de la red y por qué deberíamos defenderla?

Así, la nueva normativa obliga al usuario a presentar pruebas y constancia de que tiene permisos y medios para reproducir, distribuir y/o consumir los productos o servicios que se denuncien.

La nueva LFDA preocupa a múltiples organizaciones civiles pues la forma en que se comporta Internet se contrapone directamente con lo que estipula esta reforma.

A pesar de su aprobación, R3D anunció que impugnará esta reforma frente a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, argumentando violaciones a la libertad de expresión.