Alertan sobre censura digital en las reformas derivadas de la implementación del TMEC

Quieren sancionar hasta con diez años de cárcel a quien eluda candados digitales.
(Foto: Pixabay)

En medio del a pandemia de COVID-19 el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, Ricardo Monreal, anunció que buscará la aprobación de varias reformas que se derivan de la implementación del nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC). Esto podría tenernos sin cuidado, pero de acuerdo con un comunicado de R3D (Red de Defensa de los Derechos Digitales) parte de estas reformas atentan contra nuestra libertad en la web.

También te recomendamos: Detectan antenas piratas en la CDMX que roban información de tu teléfono

R3D explica que las reformas al TMEC incluyen modificaciones a la Ley Federal del Derecho de Autor y al Código Penal Federal para que se implementen algunas disposiciones referentes a la propiedad intelectual de dicho tratado. En pocas palabras, se pretende establecer un mecanismo privado de censura en internet cuyo nombre será “notificación y retirada” y el cual obliga a los proveedores de servicios de internet a remover una publicación o contenido de sus clientes simple y sencillamente porque alguien diga que se están violando sus derechos de autor.

Esto, que parece poca cosa no lo es, pues se está violando nuestra libertad de expresión la cual se encuentra consagrada en los artículos 6 y 7 de la Constitución y en diversos tratados internacionales.

El hecho de que alguien se queje porque violaron sus derechos de autor y que, paso siguiente, se censure el contenido denunciado, dejaría desprotegido al creador de éste, pues no existiría ningún tipo de seguimiento o juicio que respete las garantías del debido proceso.

Desde luego, esta no es la primera vez que se busca acallar a los internautas por parte del senador, ya que en ocasiones anteriores han intentado promover reformas a la distintas leyes para evitar que se les critique en redes sociales. Estamos hablando de la obstaculización del libre flujo de información.

Así lo explica el comunicado de R3D:

“El mecanismo de “notificación y retirada” previsto en la iniciativa ha sido utilizado para remover contenidos e información de interés público atentando contra el derecho a la libertad de expresión de quien publica la información, así como el de derecho de las personas a conocer sobre hechos relevantes en una sociedad democrática”.

Desde luego, esto se puede frenar o posponer, ya que nuestro país está imposibilitado por la constitución para adoptar este mecanismo, por lo que explicamos en los párrafos anteriores. Además, el TMEC no puede obligar a la Ley a que se implementen estas reformas, de acuerdo con el capítulo 20 del propio tratado donde se explica “que cualquier mecanismo debe hacerse de conformidad con las disposiciones constitucionales vigentes en el país”.

Criminalización por evadir candados digitales

(Foto: Pixabay)

La iniciativa del senado también considera sanciones hasta por 10 años de prisión a quien pueda eludir “medidas tecnológicas de protección”. Esto no suena mal, ¿cierto?, podría parecer que están resguardando nuestra seguridad, pero no es tan sencillo como suena.

De acuerdo con R3D, estas medidas tecnológicas de protección son candados digitales impuestos por fabricantes o desarrolladores de hardware y software que tiene la función de impedir el acceso o que se pueda copiar la información contenida en los equipos y sistemas. y todo esto bajo el supuesto de impedir infracciones a los derechos de autor de los fabricantes. Hasta acá todo ok, pero ¿qué pasa si se descompone tu equipo y no tienes la garantía del fabricante? Exacto, la persona que podría repararlo tendría que eludir los candados y sería multado por hacerlo o iría a prisión.

Evadir o eludir candados es, ciertamente peligroso, pero hay quienes lo hacen para el beneficio de los usuarios. Por ejemplo, los investigadores de seguridad tienen que hacerlo para detectar las vulnerabilidades de seguridad, con la finalidad de reportarlas y que se busquen mejoras.

R3D enumera los usos adecuados que se generan de la posibilidad de eludir los candados digitales:

  • Pacientes, investigadores y médicos necesitan eludir candados digitales para conocer, fabricar, mejorar o reparar dispositivos fundamentales para el cuidado de la salud como marcapasos o respiradores mecánicos.
  • Personas con discapacidad resultan excluidas de algunos de sus derechos a menos que se puedan eludir candados digitales con fines de accesibilidad, como puede ser el caso de algunos libros electrónicos.
  • Pequeños negocios independientes de reparación de aparatos de todo tipo crecientemente necesitan eludir candados digitales para poder ofrecer sus servicios, fomentar la competencia y evitar monopolios de refacción por parte de los fabricantes.
  • Consumidores, agricultores, y otros usuarios de tecnología dependen de la elusión de candados digitales para poder reparar sus automóviles, tractores, computadoras, impresoras, teléfonos y cualquier dispositivo de su propiedad, por sí mismos o mediante negocios que puedan ofrecer dichos servicios competitivamente.
  • Usuarios de tecnología y tecnólogos necesitan eludir candados digitales para desarrollar y consumir tecnología que garantice compatibilidad e interoperabilidad, con fines de innovación, preservación o para evitar la obsolescencia programada.
  • Usuarios de tecnología y tecnólogos necesitan eludir candados digitales para conocer el funcionamiento de los aparatos y sistemas de su propiedad y poder inhabilitar la recolección de sus datos personales.
  • Creadores, artistas y periodistas necesitan eludir candados digitales para extraer fragmentos de obras protegidas por derechos de autor para la crítica, la parodia, la educación, la difusión de noticias, el trabajo documental y la producción de obras transformativas.
  • Periodistas, académicos e investigadores de datos necesitan eludir candados digitales para acceder eficientemente y procesar bases de datos con información de interés público.
  • Personas en general necesitan eludir candados digitales para ejercer su derecho a usar obras, sin autorización o remuneración de los titulares de derechos de autor, de conformidad con las excepciones y limitaciones a los derechos de autor reconocidas por la ley, tales como realizar una copia privada de obras adquiridas legalmente.

En general no parece tan grave e incluso necesario, porque como en toda ley existen ciertas excepciones. En Estados Unidos, por ejemplo, existe la ley que protege los candados digitales, pero está llena de excepciones, esa misma cantidad de excepciones, como señala el comunicado, no existen en México, apenas son unas cuantas y no están contemplados todos los puntos anteriores.

En este sentido, la Red de Defensa de los Derechos Digitales, exige al senado que atrase la aprobación de esta ley y que se estudie con cuidado para contemplar lo anterior y que no se esté cohartando nuestra libertad de expresión en ningún momento.