Miles de páginas están engañando sobre un supuesto “colapso del internet”.

Pared con un letrero de internet

(j f grossen)

Desde hace un par de semanas, comenzó a publicarse en todo tipo de portales y medios noticiosos que se aproxima un “inminente” colapso de internet el próximo 11 de octubre. En realidad, existe una razón real detrás de la información, pero es menos peligrosa de lo que se asegura.

En realidad, lo que ocurrirá el 11 de octubre es el primer cambio de las claves criptográficas de la red en la historia de internet, que permitirá a la Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (INCANN, por sus siglas en inglés) realizar una actualización del Sistema de Nombres de Dominio (DNS, por sus siglas en inglés). Eso podría generar algunas fallas, o conexiones lentas, pero no un “inminente colapso mundial” del internet, y los problemas no durarán más allá de 6 minutos.

Las claves criptográficas son aquellas que protegen las direcciones de los dominios, y sirve para verificar que alguien está autorizado para acceder a un servicio o un sistema. Cambiarlas en una forma de prevenir que hackers puedan tener acceso a información de sitios de ventas, o sistemas que enlazan con cuentas bancarias. Sobre todo, se busca prevenir ataques DoS(Denegación de Servicio, por sus siglas en inglés), que se caracteriza por ralentizar las funciones de una red e impedir el acceso a los sitios, similares a los que presuntamente afectaron a varios bancos mexicanos hace unos meses, y que permitieron a ciberdelincuentes robar 400 millones de pesos.

Especialistas de la UNAM, desde su famosa Gaceta, se refieren así al falso colapso del internet:

 “Todos ocupan DNS, ese es el motivo de esta leyenda urbana, que por la actualización pudieran dejar de funcionar algunos servicios o dejara de operar la red telefónica. Se tienen que actualizar, para que toda transacción o consulta que se haga en Internet invocando a los nombres de dominio, que prácticamente el 99 por ciento de las transacciones operan de esa manera, se haga con seguridad. Las personas podrán encontrar tal vez alguna lentitud de respuesta en lo que se actualizan todos los servicios, pero la actualización no tarda más de cinco o seis minutos”, explicó Fabián Romo Zamudio, director de Sistemas y Servicios Institucionales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Así, la actualización de los DNS ayudará a garantizar que ingresamos a sitios seguros:

“Los DNS son los encargados de hacer la traducción de nombres de dominio. Cuando nosotros entramos a internet empleamos nombres de servidores, algo como www.unam.mx, esos son nombres de dominio. No obstante, la comunicación entre computadoras no se da por medio de nombres de dominio, para ello, las maquinas emplean direcciones IP y para ello existe una “traducción” entre ambos lenguajes. Esa traducción es la que hacen los DSN, estos servidores que hacen las traducciones son los que se van a actualizar en cuanto a su declaración de seguridad”, recalcó Romo Zamudio.

El especialista de la UNAM indicó que el 11 de octubre, en primer lugar, se actualizarán los servidores globales, en cuanto termine esa actualización seguirán los regionales y, finalmente, los locales. Pero, recalcó, los problemas no pasaran de volver lento entrar a algunos dominios el próximo jueves.

fuente Gaceta UNAM

temas