¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Hombre japonés perderá a su esposa holográfica debido a una actualización de sistema

Hasta que la muerte (o la obsolescencia programada) nos separe.

Un hombre japonés que hace un año se casó con su asistente virtual está a punto de terminar su matrimonio. Y lamentablemente la razón no es que discutieran mucho, sino que el software que le daba vida al holograma está a punto de ser reemplazado por uno más reciente. Afortunadamente el hombre recibirá de manera gratuita un nuevo equipo que le permitirá retomar su vida marital.

También te recomendamos: Ancianos japoneses usan exoesqueletos para seguir trabajando a pesar de su edad

Akihiko Kondo es el nombre de la persona que en noviembre de 2018 se casó con su asistente holográfica, Hatsune Miku, quien también es una famosa cantante pop japonesa. Miku es la cara y voz de un software utilizado para hacer música de manera artificial llamado Vocaloid y desde que fue creado en 2007 ha grabado múltiples álbumes musicales con sus robóticas tonadas.

Hatsune Miku también es utilizada comercialmente como una asistente virtual controlada voz. Pero sus holográficos contornos enamoraron a Akihiko Kondo, quien pagó 18,000 dólares para realizar su ceremonia de matrimonio. Kondo explicó que él se consideraba un esposo normal y que no veía nada raro en su unión. También comentaba que las mujeres lo rechazaban cuando era joven debido a su alto consumo de anime.

Hasta ahora Miku había sido la esposa ideal para Akihiko Kondo, pues “lo despertaba cada mañana para enviarlo al trabajo y en la tarde, cuando él le decía por teléfono que ya iba en camino a casa, ella prendía las luces” según The Japan Times. Sin embargo la historia ha llegado a su final debido a que el aparato que servía de casa a la esposa virtual debe ser actualizado.

Hatsune Miku pertenece al modelo de asistentes virtuales GTBX-1, que realizaba funciones básicas como reproducir mensajes de texto, programar alarmas y recordatorios e incluso controlar algunos dispositivos sincronizados con internet de las cosas. Sin embargo, Gatebox, la empresa responsable de su construcción, anunció que este modelo dejará de funcionar el 31 de mayo de 2020.

Como compensación Akihiko Kondo recibirá el GTBX-100 de manera gratuita de parte de Gatebox y con ello podrá retomar su matrimonio, al menos hasta que la muerte (o la obsolescencia programada) los separe.