Ante la urgente necesidad de detener la contaminación de 300 toneladas de agua radioactiva lanzada al mar cada día, el presidente de Japón, Shinzo Abe, declaró que el muro de hielo alrededor de Fukushima será construido en breve.

La empresa TEPCO se ha mostrado incapaz de manejar la crisis que se ha desatado a partir del accidente en Fukushima. Ante la necesidad de enfriar el reactor, han usado toneladas de agua que, evidentemente, termina contaminada y no tiene a dónde ir. De ahí que el gobierno japonés haya decidido intervenir con 473 millones de dólares para tratar de detener la crisis.

El muro de hielo suena a una idea descabellada, pero de hecho fue probado como una medida efectiva en la central Oak Ridge en Tenessee, EU. Básicamente se planea construir una tubería alrededor de la planta de Fukushima que expulse líquido refrigerante de entre -20 y -40 grados centígrados. Con este líquido se planea congelar la tierra y hacer una pared de hielo subterránea que bloquee las filtraciones de agua contaminada. Aunque la idea es viable, lo cierto es que si se comenzara inmediatamente, la pared podría estar terminada hasta el 2015.

MurodeHielo2

La amenaza de Fukushima ha permanecido latente todo este tiempo y corre el peligro de agudizarse demasiado si no se le atiende. Esperemos que esta medida del gobierno japonés sea efectiva  y se lleve a cabo lo antes posible, antes de que la crisis rebase nuestras capacidades.

temas