Hoy en día la tecnología permite crear casi todo tipo de aplicaciones y servicios, sin embargo, hace 30 años las herramientas disponibles podrían representar una limitante para la creatividad.

Basta con pensar en cómo habría sido Instagram si se hubiera lanzado en la década de los ochenta, para darse cuenta de lo complicado que habría sido crear un servicio así en esa época. Para demostrarlo, la gente de Squirrel-Monkey creó un divertido video en el que se puede ver una supuesta reseña de la app hecha hace tres décadas en el programa Wonders of the Web.

Según el clip, la forma en que podría haber funcionado Instagram es la siguiente: el usuario llena un formulario y envía sus negativos por correo; luego, la compañía manda un paquete de vuelta con un disquete o casete en el que se incluyen los archivos digitalizados; al final la persona puede aplicar distintos filtros (sepia o monocromo, por ejemplo) a las imágenes para luego compartirlas con sus amigos.

¿Demasiado complicado, no? Así eran algunas cosas en los ochenta, una época en la que el panorama tecnológico era tan distinto al de ahora que los más jóvenes difícilmente podrían imaginarlo. Afortunadamente, Instagram se inventó en el siglo XXI y sólo se necesita un smartphone para usarla.

fuente Squirrel-Monkey

temas