La multa se da porque la multinacional tecnológica resguarda datos personales de sus usuarios durante periodos de tiempo indefinidos, no informa que esos datos pueden ser usados con fines comerciales y obstaculiza el “derecho al olvido digital”.

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) informó a Google Inc. que ha recibido tres multas de 300,000 euros cada una por vulneraciones “graves” de los derechos de los usuarios de su servicio. La resolución también sirvió para que la AEPD realizara una crítica directa a las políticas de privacidad de Google, al señalar que la empresa no proporciona información suficiente sobre qué datos recoge y para qué fines los utiliza. El documento dice:

“Google almacena y conserva datos personales por periodos de tiempo indeterminados o injustificados (…). La conservación de los datos por tiempo indefinido, más allá de las exigencias que se derivan de las finalidades pretendidas en el momento de la recogida, constituye un tratamiento ilícito”.

Por si fuera poco, la resolución de la AEPD menciona que la empresa vulnera los “derechos al olvido digital”:

“[Google] obstaculiza -y en algunos casos impide- el ejercicio de los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición(…),  tanto la información como las herramientas para la gestión de los datos personales se encuentran dispersas en multitud de enlaces, no resultan visibles en todos los casos y proporcionan vías ciegas en otros. Incluso en la propia Política de Privacidad de Google declara expresamente que se reserva el derecho a no atender las solicitudes que supongan un esfuerzo técnico desproporcionado, que es una circunstancia no prevista en la normativa española.”

José Luis Rodríguez, director de la AEPD, declaró que solicitó entablar diálogos previos con la empresa antes de la resolución, pero esta nunca respondió sus llamadas, lamentó la falta de colaboración de la compañía estadounidense y afirmó:

“La postura de Google es de una grave desconsideración, no sólo para las autoridades sino para los ciudadanos, que son también sus usuarios al fin y al cabo”.

Por su parte, Google emitió un breve comunicado en sentido inverso a lo declarado por el director de la AEPD, en esté la empresa señala que:

“[Google] se ha comprometido plenamente con la AEPD en todo este proceso para explicar la política de privacidad y la forma en que permite crear servicios más eficaces y simples.Vamos a seguir haciéndolo (…). Estamos estudiando detenidamente la resolución para determinar los próximos pasos”.

Se espera que otras resoluciones legales similares se lleven a cabo en países europeos, como Francia y Holanda, en los próximos días.

vía El Mundo

temas