Fuentes anónimas y elementos del gobierno estadounidense han negado que el país tenga cabida en el ataque que afectó la infraestructura de Corea del Norte el mes pasado.

Tras la conferencia de prensa en la que el presidente Obama declaró que Estados Unidos tomaría medidas respecto a los ataques cibernéticos a Sony Pictures que fueron presuntamente llevados a cabo por Corea del Norte, comenzaron a reportarse fallas en los servicios de Internet del país asiático, haciéndose presente la sospecha de que había sido responsabilidad de EE.UU.

Pese a que la Casa Blanca no ha dado ninguna declaración pública al respecto, según fuentes –que prefirieron el anonimato– de AP, Estados Unidos no tiene relación alguna con el apagón que dejó sin Internet por algún tiempo a Corea del Norte el pasado 20 de diciembre. Aparentemente, las dos personas responsables de esta revelación no estarían autorizadas para hablar al respecto, y fue por ello que sus nombres son desconocidos.

Si se descartara entonces al principal sospechoso del ataque, ¿quién podría haber sido? Considerando que las redes norcoreanas no cuentan con una infraestructura propiamente compleja debido a que sólo dependen de un proveedor (China United Networks Communications Group), es posible que incluso haya sido obra de alguna organización independiente. Sin embargo, las fuentes señalan que no es probable que un apagón de 10 horas tras dos días de intermitencia, haya sido una falla de infraestructura.

En una entrevista con Michael Lynton, presidente ejecutivo de la división Sony Pictures, el ejecutivo declaró que no tenía idea de si el responsable del apagón norcoreano había el gobierno de Estados Unidos, pero nadie en el gobierno ha querido hablar al respecto. La semana pasada la asesora de seguridad interna de Obama, Lisa Monaco, se negó a hacer declaraciones ante la posible participación del gobierno: “no voy a hacer comentarios acerca de las capacidades operativas, y jamás lo haría”, dijo.

vía ABC News

temas