El plan forma parte de un ambicioso proyecto para construir una base espacial habitada en el planeta rojo.

Durante la inauguración de una nueva oficina de SpaceX en Seattle, Elon Musk, fundador y CEO de la compañía espacial, señaló que una de las tareas de la nueva división es dar forma a uno de sus planes para a mediano y largo plazo: meterse de lleno al negocio del Internet. La idea del empresario es crear un sistema proveedor de servicios de Internet accesible para cualquier persona en el mundo.

Para lograrlo, Musk busca poner en los cielos una red de cientos de microsatélites que sobrevuelen la Tierra en una órbita mucho más baja de lo normal, alrededor de 1,200 km sobre el suelo, a través de los cuales se transmitirán señales de red para dar forma a una zona de cobertura mundial.

Pero el alcance de su proyecto es bastante más ambicioso de lo que parece. Musk sostiene que, en un punto en el futuro, su sistema de cobertura de Internet satelital irá creciendo en alcance hasta, en un punto no especificado, extenderse a Marte. El también CEO de Tesla Motors también planea establecer una colonia espacial en el planeta rojo durante las próximas décadas, donde una de las formas de comunicación y acceso a entretenimiento  será vía Internet.

“Será importante para Marte tener una red mundial de comunicaciones como la que imagino. Creo que es algo que debe hacerse, y no veo a nadie más haciéndolo. Nosotros lo vemos [al proyecto de internet satelital] como una fuente de ingresos a largo plazo para SpaceX, la cual ayudará a financiar nuestro proyecto de construir una ciudad en Marte” dijo Musk.

Elon Musk cree que su proyecto es de largo aliento, ya que por lo menos tardará cinco años en comenzar a operar. Además, para colocar sus satélites deberá solventar diferentes problemas relacionados con el uso del espacio aéreo. Aún así, indicó que invertirá 10 mil millones de dólares para construir su flota de satélites.

La idea del empresario tecnológico es ir un paso por delante de su idea de colonizar Marte y establecer la primer conexión a Internet en el planeta rojo, antes de que el primer humano llegue ahí.

fuente Business Week

temas