La sonda israelí Beresheet se dirige a la Luna para resguardar parte del patrimonio de la humanidad.

Arch Mission Foundation-Luna-Archivos-Humanidad

(Arch Mission Foundation)

Nuestra necesidad por encontrar a alguien que nos escuche más allá de nuestro planeta no ha dejado de inquietar a los científicos espaciales desde hace mucho tiempo. Ahora el módulo de aterrizaje lunar israelí Beresheet lleva un pequeño disco duro lleno de 30 millones de documentos que contienen información sobre la humanidad a la Luna.

Se trata de una colección de imágenes, textos y símbolos que tienen como finalidad construir una especie de biblioteca lunar y parte de una iniciativa que busca crear un archivo galáctico de la Tierra.

El proyecto ha sido creado por la Arch Mission Foundation (AMF), la cual está enfocada en reducir los documentos de nuestra civilización en un formato sostenible para que puedan ser enviados fuera de la Tierra, ya que considera que el “Fin del Mundo” es una amenaza latente.

El jueves pasado, el cohete SpaceX Falcon 9 lanzó el módulo Beresheet, donde iba el primer disco de la Biblioteca Lunar, el cual llegará al satélite natural el próximo 11 de abril.

El dispositivo que contiene 25 discos de niquel tiene apenas el tamaño de un DVD y fue fabricado por NanoArchival para almacenar una gran cantidad de información en formatos analógicos y digitales.

Las primeras capas del disco de 120 milímetros contienen pequeños grabados analógicos que se pueden ver con un microscopio de baja potencia. En total, se resguardan 60,000 imágenes de documentos fotografías, libros e ilustraciones. Algunos de los contenidos dignos de mención son el Disco Rosetta que contiene una guía lingüística de más de 1,000 idiomas humanos. Las capas analógicas también contienen más de un millón de conceptos con fotografías y palabras en varios idiomas.

También se incluye un conjunto de instrucciones técnicas para acceder a la información del disco y descomprimir 200 GB de información que incluyen una copia completa de la Wikipedia en inglés.

El proyecto también contempla la posibilidad de crear en algún momento una especie de internet interplanetario por si en algún momento se llega a perder la información en la Tierra. Por lo tanto, la idea es seguir enviando información a la Luna para que quede resguardada.

fuente ARch Mission Foundation

temas