Videoconferencia de Edward Snowden en TagCDMX

Edward Snowden durante su videoconferencia en TagCDMX.

Edward Snowden habló tel tema del espionaje en México durante su conferencia en TagCDMX.

Las elecciones presidenciales mexicanas de 2018 podrían ser víctimas de ataques cibernéticos y esto podría influir en los resultados. Así lo reconoció Edward Snowden desde Rusia durante la videoconferencia con la que el Festival TagCDMX 2017 cerró sus actividades, donde el activista aseguró que “no sólo las mexicanas, todas las elecciones del mundo pueden ser afectadas”. Snowden destacó que “lo que tenemos que observar es qué Estados sienten que tienen más por ganar y quiénes tienen más que perder al interferir en las elecciones”.

“Conocemos que Rusia lo ha hecho y Estados Unidos tiene la tradición de corromper los gobiernos de América Latina. También están Francia y Alemania. Esto es lo que hacen las agencias de inteligencia: influenciar en los resultados de cualquier elección”, explicó Snowden.

Snowden aseguró que, afortunadamente, en México no hay un sistema de votos electrónicos, por lo que las boletas de papel siguen siendo un medio de defensa contra los ciberataques.

Aunque el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos aceptó que el espionaje y los ataques de hackers serán un hecho en 2018, afirma que en este momento lo que debe preocupar a los mexicanos es cómo organizarse para defender la democracia “y sobre lo que podemos hacer para defendernos cuando el gobierno redefine los derechos de los ciudadanos sin consultarlos”. Snowden habló en específico del caso de los periodistas y activistas mexicanos espiados con el software Pegasus, y fue tajante al señalar al gobierno mexicano como el responsable de los ataques.

“Todas estas pistas apuntan a que el gobierno mexicano es responsable de esto [el espionaje]. Y quiero ser claro: no soy únicamente yo el que lo dice. Los expertos en ciberseguridad de la ONU le pidieron explícitamente al gobierno mexicano que terminara con esta campaña de vigilancia. Todos los investigadores independientes que observaron esta actividad dijeron ‘sí claro, esto apunta al gobierno mexicano’. Y el gobierno mexicano dijo ‘no, nosotros no lo hicimos’, pero también dijo ‘nosotros compramos el software que se usó en este ataque’. Qué coincidencia. Tal vez ustedes les creen… yo no”, destacó.

“El factor clave aquí –explica  Snowden– es que este software sólo se le vende a los gobiernos” y continúo exponiendo que aunque “se dice que no hay pruebas de que haya sido el gobierno [mexicano], cuando ves la línea del tiempo de estos ataques maliciosos (…) las regiones de mayor actividad [de ataques] corresponden directamente con grandes dinámicas políticas en México.”

El activista reclamó que el gobierno gastó “cerca de 80 millones de dólares en este software”, dinero que en su opinión “bien pudo haber sido utilizado para construir escuelas u hospitales.”

“Ellos [el gobierno] sólo deberían utilizar estas capacidades extraordinarias en casos absolutamente necesarios para la defensa del público”, advirtió el hombre que en 2013 filtró cientos de miles de documentos de inteligencia que revelaron que el gobierno de Estados Unidos estaba espiando a sus propios ciudadanos con programas secretos de vigilancia masiva.

Snowden también advirtió que la defensa contra los ataques cibernéticos tiene que priorizarse pues “puede poner en peligro a la gente de muchas maneras” y equiparó estos ataques a los que se sufren en las guerras biológicas: “Las herramientas para los hackers no son como un misil que puedas destruir, son más como un arma biológica que infecta a uno y luego a otro”.

“Ya no se trata del espionaje, se trata de la democracia Lo que pasa es que el gobierno se hace más poderoso y las personas menos. Debemos comenzar a pensar en cómo defendernos”, dijo Snowden.

El activista también insistió en que la desconfianza es la primera herramienta de la que disponen los ciudadanos: “Jamás confíen en el poder, es la primera regla de cualquier ciudadano del mundo”. Y es que, para Edward Snowden, dudar de las instituciones de poder es un deber de las personas sin importar si viven en regímenes opresores o libertarios. “El poder no merece confianza. Es peligroso. Los gobiernos se vuelven más peligrosos cuando no sienten obligación hacia el pueblo”, expresó.

Al inicio de su conferencia, se le preguntó a Snowden si creía que su conversación en Google Hangouts estaba siendo espiada, a lo que contestó “sí, absolutamente”, señalando que Google registra todas las comunicaciones, datos e información de sus usuarios para ponerla a disposición de los gobiernos, de la misma forma que lo hacen otras redes como Facebook.

Snowden añadió que no se arrepiente de sus actos, aunque reconoció que en lo personal ha sido difícil. “No puedo regresar a casa. Vivo en el exilio y eso es muy difícil. Pero todos los días despierto feliz por lo que he hecho hasta ahora. Sé que hice lo correcto.”

Durante la sesión de preguntas y respuestas con el público que asistió a la conferencia, explicó que no es el hombre que imaginaba de sería cuando era un niño:

“Trabajé en el gobierno porque pensaba que era cool. Trabajar encubierto y pensaba que era genial, pero después sólo fue un trabajo. Era un joven buscando mi lugar y al viajar por el mundo, aprender idiomas y conocer a la gente me cambió –y añadió– Yo no era un disidente. Creía lo que el gobierno me decía y si ellos decían que había armas de destrucción masiva yo les creía”, confesó.

Finalmente, aseguró que si el gobierno de Estados Unidos decidiera perdonarlo y pudiera regresar a casa “seguiría siendo crítico de las actividades [que realiza el gobierno]”. Si no tuvieron la oportunidad de ver la videoconferencia de Edward Snowden en vivo, aquí les dejamos el video íntegro junto con la sesión de preguntas y respuestas.

temas