Cráneo del Xibalbaonyx oviceps encontrado en Quintana Roo

El fósil del Xibalbaonyx oviceps tiene más de 10 mil años de antigüedad.

A 50 metros de profundidad, dentro del cenote Zapote, en el municipio Puerto Morelos, Quintana Roo; fue encontrado Pote, el perezoso de Zapote; el fósil de una nueva especie de perezoso gigante cuyos primeros fechamientos arrojan una antigüedad de entre 10 mil 647 y 10 mil 305 a.C.

El ejemplar fue descubierto en 2010 por el explorador de cuevas Vicente Fito; y su nombre científico es mucho más épico y mexicano que el de “Pote”. Fue bautizado como Xibalbaonyx oviceps:

  • Xibalba: nombre con el que se conocía al inframundo maya; alusión a las cuevas en donde fue encontrado.
  • Onyx: que en griego significa garras.
  • Oviceps: Derivado de ovum, huevo en latín; por la forma de su cráneo.

El esqueleto del perezoso está prácticamente completo y, aunque fue descubierto en 2010; no fue sino hasta el 2014 que se pudo recuperar parte del cuerpo y durante los dos siguientes años se realizaron tratamientos de deshidratación de los huesos. El cráneo, mandíbula, nueve vértebras, tres huesos largos, tres costillas y siete garras, fueron recolectados para su estudio por la arqueóloga subacuática Carmen Rojas Sandoval, investigadora del Centro INAH Quintana Roo; dejando el resto del esqueleto en las profundidades del cenote.

“La parte profunda del cenote comenzó a inundarse en el Holoceno Temprano (hace 10,000 años), cuando el nivel del mar Caribe se incrementó, y las cuevas de la península de Yucatán comenzaron a quedar sumergidas. Este proceso permitió la conservación extraordinaria de los esqueletos de animales y humanos que vivieron en el Caribe mexicano. Al día de hoy se han registrado catorce individuos de perezosos en once cuevas más, los cuales están aún por identificar”, destacó el Instituto Nacional de Antropología e Historia en un comunicado.

Los perezosos gigantes han sido ampliamente documentados en Sudamérica, desde donde migraron hacia Norteamérica, arribando hace nueve millones de años. Su ruta fue nadando a través de las islas Antillas e islas de la via maritima panameña (hoy Centroamerica), pues en el pasado, América estuvo dividida por este mar en dos continentes. A finales del Pleistoceno, en la península de Yucatán, el clima era tropical medio, siendo el agua dulce un factor crucial en la dispersión de esta megafauna. En México, el perezoso gigante con mayor distribución es el Nothrotheriops shastensis, si bien el sureste muestra una importante diversidad.

Pote pertenece al superorden Xenarthra, orden Pilosa, superfamilia Megatherioidea, familia Megalonychidae. Se planea que el resto de los huesos sean recolectados en 2018.

fuente INAH