43.7% de los ataques de seguridad informática en México son contra dispositivos móviles.

La consultoría PriceWaterhouseCoopers (PwC), dio a conocer los resultados de su Encuesta Global del Estado de la Seguridad de la Información 2017; en la que participaron más de 10 mil ejecutivos y directores de tecnologías de 133 países, incluido México, quien representa el 4% del total de este estudio.

Entre las cosas que PwC encontró en nuestro país en cuestión de ciberseguridad es que el 87% de las empresas encuestadas aceptó haber tenido incidentes de seguridad en este rubro (3 mil 706 ataques por empresa), pero aceparon que el enemigo no se encuentra en un país extranjero o proviene de una empresa competidora, sino que los ataques vienen del interior de la casa.

44.5% de las empresas mexicanas dijeron que los ciberdelitos de los que fueron víctimas fueron perpetrados por ex empleados; seguidos por los hackers (34.3%); competidores (31.2%); empleados actuales (30.6%); antiguos proveedores (25.7%) y el crimen organizado (25.1%).

Estos ataques representan un costo en promedio de 1 millón 581,641 dólares a las empresas nacionales, lo que se traduce en el 32% del presupuesto destinado para este fin. En Latinoamérica, el costo es de 1.2 millones de dólares.

De acuerdo a PwC, en el último año el promedio de ataques de seguridad a las empresas fue de 4 mil 782; 13% menor al registrado en México, donde el 74% de las compañías internacionales fueron afectadas.

Los dispositivos móviles son los equipos que más se han visto sufrido ataques (43.7%). Los encuestados reconocieron haber sido víctima del malware, el phishing y los hackeos; además del fraude, extorsión, difamación, amenazas, robo de contraseñas, suplantación de identidad y acoso a través de esta vía.

El estudio reveló que las medidas técnicas, es decir, el nivel de formalización de la ciberseguridad es una de las mayores ventajas de nuestro país, mientras la principal debilidad de la ciberseguridad en México son las medidas orgánicas. “Esto indica que se cuenta con algunas instituciones y marcos técnicos de ciberseguridad, incluyendo equipos contra incidentes cibernéticos, pero no se cuenta con una planificación y estructuras orgánicas que promuevan la implementación de medidas de este tipo de seguridad entre distintos sectores e instituciones”.

fuente PriceWaterhouseCoopers

temas