Uno de los problemas más alarmantes para la salud pública de China es el aumento en los casos de adictos al internet. Para contrarrestar estos casos, el gobierno ha ideado centros de rehabilitación que cuentan con sistemas de “desintoxicación tecnológica”.

China considera esto como una de las adicciones que más ha crecido en los últimos años y que más problemas puede causar a la productividad del país, tanto así que desde 2008 en es catalogado como un problema médico grave. Por ello el gobierno ha creado centros de “desintoxicación” en los que utiliza diversas técnicas, hasta ahora desconocidas, con el objetivo de devolver al mundo real a los adictos.

The New York Times tuvo acceso a uno de estos centros y documentó en video el día a día de la recuperación de los chinos fanáticos de la red. En el pequeño documental se puede ver cómo los padres llevan a sus hijos con engaños, a la fuerza o después de sedarlos.

Adictos-internet-China-02
Una de las recámaras del centro de desintoxicación tecnológica

Las principales actividades  que los pacientes realizan son ejercicios y terapias médicas, tanto psicológicas como con medicamentos. La mayor parte del funcionamiento de estos lugares, así como el cuidado de los pacientes, es llevado a cabo por soldados del ejército chino.

De acuerdo con estas instituciones, la principal causa por la que los chinos no se despegan del internet es para poder jugar videojuegos. En el documental se pueden ver testimonios de jóvenes asiáticos que afirman no haber salido de su casa en dos meses para mejorar sus marcas en los juegos, así como otro paciente que declaró poseer un excelente récord en World Warcraft por no separarse de su computadora durante 300 horas. Uno de los aspectos más dramáticos en el vieo es la declaración de uno de los encargados del lugar, quien afirma:

 “La gente normal no puede ni siquiera imaginarse cómo los adolescentes de nuestro centro utilizan internet. Algunos están tan adictos a los videojuegos que creen que incluso detenerse para ir al baño perjudicará su desempeño, por lo que juegan usando pañales. Es lo que llamamos ‘heroína electrónica’.”

A continuación les dejamos el mini documental del New York Times que bien podría ser parte de una película distópica de ciencia ficción:

vía The Verge

fuente The New York Times

temas