El tema de la poca presencia de las mujeres en el medio de la tecnología, así como la mínima diversidad racial en el mismo sector, fue parte central de la conferencia de Intel en el CES de este año.

Brian Krzanich, CEO de Intel, utilizó una considerable parte de su keynote en el CES 2015 para referirse a los problemas de integración racial y de género en el sector tecnológico, el cual sigue copado por hombres blancos, sobre todo en los puestos directivos. Por ello Krzanich informó que Intel comenzará a realizar la iniciativa Diversity in Technology (Diversidad en Tecnología).

El objetivo del proyecto es fomentar la entrada de mujeres y personas de diferentes grupos étnicos al sector a través de una nueva política de contratación y retención, poniéndose como objetivo lograr una representación acorde con la realidad poblacional, incluyendo en los puestos directivos, dentro de Intel para el año 2020. Además, Krzanich informó que Intel invertirá 300 millones de dólares para impulsar y promocionar  la diversidad en la industria tecnológica en general, incluyendo el desarrollo de software, hardware y en el mundo de los videojuegos. El gasto del dinero de Intel se enfocará en fomentar campañas y becas que busquen que existan más ingenieros e informáticos mujeres y de otras minorías raciales.

 “Sin una fuerza de trabajo que refleje con mayor cercaría a la población estamos perdiendo oportunidades, y esto incluye no entender ni diseñar para nuestros propios clientes”, dijo el directivo.

Intel no está solo en Diversity in Technology, debido a que la compañía ya cuenta con el apoyo de la Asociación Internacional de Desarrollo de Videojuegos, la liga de E-Sports profesionales, el Centro Nacional para Mujeres en Tecnología, la Fundación CyberSmile, Feminist Frequency y Rainbow PUSH para llevar a cabo su plan. La empresa indicó que también aumentará el alcance de diferentes acuerdo que actualmente tiene con varias instituciones educativas para que se adecúen a su nuevo plan.

Krzanich también informó que firmaron un acuerdo con Oakley para la fabricación de Intel Curie, un hardware del tamaño de un botón que se enfocará en los productos wearables, el cual estará listo a mediados de año. Asimismo, anunció el desarrollo de True Key, una aplicación creada por la división de seguridad de la compañía que busca eliminar las contraseñas, suplantándolas con identificación vía el rostro o la huella dactilar, la cual comenzará a usarse en los próximos dispositivos de HP y Lenovo.

vía readwrite

fuente CNET

temas