Un equipo de ingenieros de la Universidad de Harvard desarrolló un ejército de más de mil robots que pueden organizarse para formar complejas figuras de forma autónoma.

Inspirados por los enjambres de abejas y su auto-organización, un grupo de científicos de la Universidad de Harvard, compuesto por Radhika Nagpal( quien también participó en el proyecto de construcción de unos robots albañiles), Mike Rubenstein y Alex Cornejo, desarrollaron un diminuto ejército de 1,024 robots que pueden formar figuras al moverse armónicamente sin ayuda de terceros.

El diminuto ejército, conocido como los kilobots –por estar compuestos por más de mil robots–, puede construir en segundos diversas y complejas formas en 2D, incluyendo una estrella, una llave, y la letra “k”.

Enjambre-robots-02

Sorprendentemente los kilobots pueden moverse por sí solos, sin necesidad de que sus creadores les den instrucciones. Los científicos sostienen que cada uno de estos robots es autónomo, no cuentan con un cerebro principal que los coordine, pero sí con un algoritmo que permite que ellos se comunican entre sí por medio de pulsos de luz infrarroja, con lo que pueden saber la posición de sus compañeros y prever la trayectoria adecuada que dará forma a una imagen bidimensional. Además, los pequeños mecanismos funcionan gracias a diminutas baterías recargables.

Si bien este no es el primer caso de un ejército de robots autónomos, sí es el más grande que se ha desarrollado, debido a que experimentos anteriores sólo habían conseguido dar forma a ejércitos que rondaban los 100 robots.

vía Ars Technica

fuente Science

temas