Tiene la capacidad de enviar imágenes en alta definición de la Tierra completa cada 15 minutos.

El 19 de noviembre del 2016 la National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA) envió, desde Cabo Cañaveral, el GOES-16: un satélite atmosférico para predecir el mal tiempo en la Tierra con la tecnología más sofisticada que se haya enviado al espacio hasta la fecha. Y aunque el satélite entrará oficialmente en operación hasta noviembre, hoy se recibieron las primeras imágenes.

El GOES-16 (anteriormente llamado GOES-R) no sólo tiene la capacidad de enviar imágenes en alta definición del hemisferio occidental completo, también captura diferentes longitudes de onda de la luz, lo cual permitirá a los analistas determinar la ubicación de mal tiempo con mayor precisión.

El satélite también captura imágenes en diferentes longitudes de onda de la luz.

Una de 16 primeras imágenes dadas a conocer es la de Luna surgiendo tras el horizonte de nuestro planeta. La imagen en sí es muy bella, pero se tomó con un propósito: el de calibrar la nueva cámara espacial (4 veces más potente que las actualmente existentes en órbita).

Desde su ubicación a más de 35 mil 888 kilómetros de sobre el planeta, el NOAA GOES-16 puede proporcionar una imagen completa de la Tierra cada 15 minutos y una de Estados Unidos cada cinco. Pero no es todo, el satélite podría enviar imágenes cada 30 segundos en caso de ser necesario. Quizás parezca algo exagerado, pero en el caso de los tornados podría significar la vida o muerte de muchas personas.

La NOAA informó que aún no sabe si monitoreará el este u oeste de Estados Unidos, pero una vez que entre en funcionamiento usará seis nuevas herramientas para generar o mejorar las predicciones meteorológicas, perturbaciones solares u otros cambios en el espacio. Este no será el único aparato de la NOAA que esté en el espacio, pues ya fue anunciado el siguiente satélite (GOES-17) y se tiene prevista lanzar dos más de esta serie.

fuente National Oceanic and Atmospheric Administration

temas