La impresora ahora es mucho más rápida y silenciosa que antes. 

A pesar de lo práctico que es sacar nuestro smartphone cada vez que queremos capturar un momento interesante de nuestras vidas, a veces el tener la evidencia de manera física tiene un toque mucho más especial, así que las fotografías instantáneas están lejos de ser cosa del pasado. De hecho, Fujifilm es una de las marcas que más quieren conservar esos recuerdos en nuestros álbumes de fotos.

Si lo tuyo es pasar horas seleccionando las mejores fotos de tu móvil para luego ir a imprimirlas, la nueva impresora portátil Instax Share SP-2 es para ti. Este dispositivo se trata de una revisión de la Instax Share que llegó hace un par de años. Promete una buena calidad de impresión en láminas miniatura con una resolución de 320 dpi y reduce el tiempo de espera de impresión, pasando de 16 a sólo 10 segundos para tener la fotografía en nuestras manos.

La impresora también es más silenciosa que su hermana, funciona a través de WiFi y se conecta con cualquier smartphone compatible con la aplicación especial, misma que por cierto mejoró su interfaz para ser más intuitiva y llevarnos directo a lo que nos interesa: la foto. Podremos modificar algunos detalles de la imagen, como el contraste, su brillo o bien, la saturación, pero también podemos agregar algunos filtros del catálogo o hacer un collage para darle un toque especial.

Otro punto interesante de la nueva Instax es que puede conectarse con redes sociales como Facebook o Instagram, así que podemos elegir también fotografías de nuestros álbumes y adaptarlas para su impresión, de hecho si somos muy millennials podemos imprimirlas con todo y sus números de interacción, como likes por ejemplo.

La nueva Instax Share estará disponible en Estados Unidos a partir de julio con un precio de 199 dólares. Los dos colores disponibles son plata y dorado, cada caja de cartuchos adicionales Instax Mini Film costará 19.95 dólares con 20 láminas de 62 x 46 mm.

vía The Verge

fuente Fuji

temas