Un grupo del MIT liderado por el ingeniero Ahmed Kirmani, han logrado desarrollar un sistema capaz de tomar imágenes con poco o nada de iluminación.

A diferencia de las cámaras fotográficas que conocemos, este mecanismo no está formado a base una abertura por la que entra luz, sino por medio de un láser de baja intensidad. Las imágenes que resultan del experimento son obtenidas gracias a que los pulsos láser que se emiten sirven como una especie de escáner.

El sistema funciona así: los haces de luz son lanzados hacia un punto determinado hasta que un fotón se refleja en una superficie, estas variaciones son registradas en tiempo, de tal manera que se conoce la profundidad a la que se encuentra algún objeto. Cada uno de estos registros sirve como un pixel en una pantalla, así que al reunir toda la información es posible generar un modelo en 3D del objeto en cuestión o en otras palabras, una fotografía.
 

Cámara-oscuridad-02
Los aplicación de varios algoritmos permite la eliminación de ruido en la imagen

Las imágenes obtenidas son monocromáticas debido a que la luz es una de sola longitud de onda, sin embargo es posible distinguir entren diferentes tipo de materiales y superficies.

A pesar de que este tipo de mapeo no es nada nuevo, el algoritmo creado por Kirmani y compañía funciona con una centésima parte de la luz que necesitan las técnicas LIDAR que se usan comúnmente. De esta forma, el sistema podría ser mucho más eficiente en tareas como la creación de mapas o el escaneo de edificios.

fuente Nature

temas