Las fuerzas aéreas francesas se están armando ante la posibilidad de nuevos ataques terroristas.

Los militares franceses están aprovechando, literalmente, la fuerza de la naturaleza. Las fuerzas aéreas de Francia pretenden utilizar águilas entrenadas para derribar drones que consideren peligrosos o enemigos. Según la Agencia de noticias France-Press, se trata de cuatro águilas reales que llevan por nombre, nada más y nada menos que, D’Artagnan, Athos, Porthos y Aramis, al igual que el clásico de folletín de Alexandre Dumas.

Pero Francia no es el primer país al que se le ocurre entrenar águilas para acabar con los vehículos aéreos no tripulados. Ya Holanda había pensado en esta idea desde 2015 y el año pasado, Hunter, un águila entrenada de los Países Bajos, hizo gala de su capacidad para derribar un drone.

Las aves están siendo entrenadas en el suroeste de Francia, en la región de Mont de Marsan y la decisión fue tomada luego a partir de la inseguridad en la que vive la nación europea tras los ataques yihadistas de 2015. “Los resultados son alentadores”, asegura el comandante en jefe de las fuerzas francesas, quien también es el encargado de entrenar a las aves. Y es que a principios de febrero D’Artagnan anaquiló un drone cuando saltó desde una torre de control militar recorriendo 200 metros y en tan sólo 20 segundos alcanzó a su presa.

Criados en cautiverio, los cuatro depredadores emplumados, tenían su comida servida sobre los drones desde que tenían tres semanas que habían salido del cascarón. Y gracias a eso lograron asociar el alimento al zumbido de los drones. Por supuesto cada vez que uno de los mosqueteros derriba un vehículo no tripulado es recompensado con un buen y jugoso trozo de carne.

Los militares encargados del proyecto esperan que el entrenamiento de los cuatro mosqueteros concluya pronto.

vía The Next Web

fuente France Press Agency

temas