DARPA, el brazo tecnológico experimental del ejército estadounidense, dearrolló un vehículo no tripulado desechable.

Es cierto que muchas compañías como Domino’s pizza, por ejemplo, o Amazon, están integrando a su servicio de entrega drones, sin embargo, uno de los mayores problemas es que estos vehículos no son capaces todavía de recorrer largas distancias y son muy caros cuando se trata de acceder a lugares difíciles, haciendo que la inversión puede resultar bastante alta al comparar los costos frente a los beneficios, sobre todo cuando los drones son incapaces de volver.

Pues bien DARPA (Defense Advanced Research Projects Agency), la agencia de tecnología experimental del ejército americano, ha desarrollado un avión no tripulado autónomo hecho de cartón que puede recorrer dos veces la distancia delos aviones de rango fijo, lo mejor es que se trata de un equipo desechable.

La investigación y el desarrollo de la aeronave fue financiado por el programa ICARUS (Inbound, Controlled, Air-Releasable, Unrecoverable Systems) de DARPA’s, que busca crear un avión “vaporizable” que “pueda hacer entregas precisas de suministros críticos y vaporizarse en el aire”, según explica la descripción de proyecto DARPA.

Según Star Simpson, ingeniero de Otherlab –el grupo que está construyendo el avión no tripulado de papel, se podrían empacar vacunas y otros suministros médicos para poblaciones de difícil acceso y suministrar de manera efectiva mayor alivio a los seres humanos.

El drone funciona como un planeador y, por lo tanto, no tiene un motor a bordo, más bien funciona con un pequeño ordenador y sensores que están programados para ajustar los controles del avión, al igual que sus alas y el timón de acuerdo a las especificaciones del viaje. Ya que los drones no cuentan con un motor, estos tienen que ser lanzados desde un avión, pero en lugar de caer con un paracaídas, el vehículo es capaz de seguir una trayectoria predeterminada.

Por si esto no fuera demasiado prometedor, Otherlab está trabajando con una empresa de biología en otro drone construido a partir de setas que son, evidentemente, biodegradables. No hay que olvidar que DARPA organizó en 2004 el primer gran reto para los vehículos autónomos, lo que dio lugar al desarrollo de los sistemas para coches autónomos que Google y Tesla están probando actualmente, dando inicio a la carrera por la tecnología de la autonomía.

vía Recode

temas