El agente Richard Ledgett, oficial a cargo de determinar el daño provocado por las filtraciones de Edward Snowden, declaró en un programa norteamericano de entrevistas que se podría considerar una amnistía para el analista. Según el agente de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos, la condición sería que Snowden accediera a regresar la información que había tomado de la Agencia.

Actualmente Snowden enfrenta cargos de espionaje y robo de la propiedad del gobierno en los Estados Unidos. Para muchos, el analista debería regresar a su país para enfrentar sus crímenes, pero otros piensan diferente. Uno de ellos es el agente de la NSA Richard Ledgett, quien prefiere que la información que no ha sido publicada regrese a los archivos de la Agencia. Incluso está dispuesto a ofrecerle un trato a Snowden.

Asegura que la información que no ha sido publicada (el 99% del total de documentos filtrados por Snowden, según The Guardian), es mucho más embarazosa que peligrosa para la seguridad nacional. Por ello, respecto a la propuesta de amnistía, Ledgett declaró:

“Desde mi punto de vista, vale la pena platicar este asunto. Se necesitarían garantías de que la información que queda va a estar asegurada, y mis expectativas de esas garantías serían muy altas.”

Ésta es la primera puerta abierta para el regreso de Snowden a los Estados Unidos. No obstante, no es, ni puede ser una propuesta formal ni una posibilidad verdadera. En primer lugar, la NSA no es la responsable de los cargos del analista. En todo caso, quien debiera ocuparse de ello es el Departamento de Justicia.

NSA

Sin duda alguna, si la Agencia de Seguridad respaldara la posible amnistía de Snowden, sería un resorte importante para que se llevara a cabo. Sin embargo, el oficial a cargo de la NSA, el general Keith Alexander, quien a su vez es el jefe de Ledgett, ha sido muy enérgico al rechazar el perdón para el analista:

“El asunto es análogo a un secuestrador que ha tomado a 50 personas. Después de dispararle a 10 de ellas, dice: ‘Concédanme total amnistía y dejaré ir a los otros 40’.”

En suma, para el general Alexander la propuesta está fuera de discusión. Por otro lado, el trato que sugiere Ledgett es impracticable, pues según declaraciones de Snowden al The New York Times, él ya no tiene en sus manos ningún trozo de la información tomada de la NSA. De manera que esta posible salida es una puerta falsa. No se ve en el horizonte la posibilidad de una amnistía por parte del gobierno estadounidense, a pesar de lo que declaró Richard Ledgett.

Finalmente, tampoco parece que Edward Sowden esté dispuesto a dar un paso atrás o a arrepentirse de lo que hizo. Según sus propias palabras, escritas en un manifiesto que apareció en un periódico alemán:

“Los ciudadanos tienen que luchar contra la supresión de información en materias de vital relevancia pública. Decir la verdad no es un crimen.”

*Foto principal: Abode the Chaos de Thierry Ehrmann

vía The Daily Dot

fuente CBS News

temas