La medida termina con los límites permitidos de emisiones contaminantes.

Barack Obama no era un santo, de hecho ningún político lo es, pero durante su mandato se oficializó una política a favor del cuidado medioambiental que impedía a las fabricas eléctricas de Estados Unidos sobrepasar un límite de emisiones contaminantes. Eso acaba de terminar con un nuevo decreto de Donald Trump que echa para atrás el Plan de Energía Limpia, una orden ejecutiva de la administración Obama que ponía límites a las emisiones de dióxido de carbono en las centrales eléctricas que funcionan por energía fósil. La nueva medida deja vía libre para que las compañías se autoregulen en materia de emisiones.

La Orden Ejecutiva de Independencia Energética de Trump es la respuesta que se esperaba al discurso en contra de la teoría del calentamiento global que recitó Trump cuando era candidato a la presidencia, donde afirmaba que el calentamiento global era una falacia. Pero, de acuerdo con el comunicado oficial de la Casa Blanca, también es una decisión que busca impulsar la industria, por también eliminar la restricción que impedía utilizar tierra federal para la extracción de carbón, gas y petróleo:

“La orden ejecutiva busca ayudar a que la energía y electricidad se mantengan asequibles y confiables para impulsar el crecimiento económico y la creación de empleos”, indica un comunicado oficial de la Casa Blanca.

El Plan de Energía Limpia de Obama marcaba un límite de emisión de dióxido de carbono teniendo como objetivo reducir las emisiones un un 30% para el 2030. El Plan fue catalogado por Trump como “un freno que impide la creación de empleo y perjudican a la economía”.

La nueva medida de Trump también permite a las agencias gubernamentales no estar obligadas a considerar las consecuencias ambientales a la hora de tomar una decisión. Además, también contempla iniciar un estudio científico para determinar si las restricciones a la contaminación son necesarias.

Con esto la administración Trump no tiene en cuenta cumplir con los compromisos adquiridos por gobiernos anteriores con respecto al Acuerdo de París para el Cambio Climático, de hecho un portavoz de la Casa Blanca indicó que estarían estudiando abandonar el Acuerdo de París si consideran que no refleja las prioridades de Estados Unidos.

vía BBC

fuente Reuters

temas