Los científicos demostraron que los cambios de color en el reptil no sólo se deben a alteraciones en la pigmentación de su piel.

Hasta hace poco tiempo se creía que el mecanismo detrás del emblemático cambio de color de los camaleones se debía en gran parte a la pigmentación en las capas de su piel. Pero de acuerdo a un nuevo estudio realizado por investigadores suizos en la Universidad de Ginebra, estos peculiares reptiles tienen un secreto muy bien guardado.

El estudio fue publicado recientemente en la revista Nature, revelando que los camaleones cambian los colores más saturados de su piel con un mecanismo distinto al que se conocía. El fenómeno se debe a una capa conformada por células que contienen nanocristales, cuya distribución refleja una longitud de onda de luz determinada, dando como resultado un color específico. Es por ello que al estirarse o moverse, éstos simulan un cambio de color, por ejemplo: si el camaleón se encuentra relajado, sus colores permanecerán azulados o verdosos, pero si su estado de animo cambia, la tensión de su piel hará que colores más encendidos sean evidentes.

En el siguiente video pueden apreciar cómo es que la piel del camaleón cambia de color constantemente:

Para llegar a este descubrimiento, el equipo liderado por Michel Milinkovitch estudió varios ejemplares del Camaleón Pantera que habita principalmente en Madagascar, utilizando espectroscopía. De esta forma, los científicos lograron encontrar un par de capas muy ligeras de células denominadas iridóforos, que tienen la capacidad de reflejar ondas de luz por medio de los nanocristales que poseen.

El estudio desmiente la creencia de que al igual que otros animales como los calamares y pulpos, dicho cambio de color se debe únicamente a la pigmentación en la piel del camaleón, ya que esto sólo afecta a los colores más pálidos y no a los tonos encendidos en el cuerpo del reptil.

vía Live Science

fuente Nature

temas