Una reunión de los más importantes desarrolladores de automóviles nos dejó un panorama de lo que se avecina en el futuro cercano.

Ya comenzó la reunión tecnológica organizada anualmente por Recode, en esta ocasión una de las conferencias que más llamaron la atención fue protagonizada por los directivos de las principales automotrices que apuestan por el desarrollo de coches autónomos. En la reunión, estuvieron presentes representantes de Tesla Motors, Google y Ford.

En el turno de participación de Mark Fields, CEO de Ford, éste se refirió a los grandes retos que afrontará la industria automotriz en el futuro:

“La clase media mundial se va a doblar en los próximos años. ¿Qué es lo primero que hace una persona al llegar a ese nivel económico? Compran un auto. La industria automotriz forma parte de un mercado creciente” remarcó Fields.

A pesar de pintar un panorama halagador para la industria, Fields reconoció que el número de autos ya es tan grande que se vivirán cambios en la manera en que se distribuyen los autos particulares.

“La industria está cambiando. En ciertas zonas de Estados Unidos está decreciendo. Cada vez hay más concentración de habitantes en las ciudades. Creo que en el futuro habrá menos coches por las calles, porque no habrá espacio para tenerlos. Algunas ciudades prohibirán su uso privado en los centros. Intentando disminuir la densidad de coches. Pero eso no significa que venderemos menos. Vamos a vender más coches y van a estar más tiempo en uso. Su tiempo en carretera será más constante, pero no en las grandes ciudades” indicó el directivo.

El CEO de Ford señaló que la compañía podría cambiar su enfoque en las ciudades, no prestando tanta atención a los conductores particulares y sí a la movilidad:

“Mi visión es pasar de ser una empresa de automóviles a una de movilidad. Cada vez vamos a ofrecer más servicios a clientes que no quieren tener un coche. En la movilidad hay una oportunidad de negocios dos o tres veces superior a la industria de los automóviles en sí. Los próximos años van a definir nuestro futuro”.

El directivo también recalcó que, después de anunciar que no están trabajando en conjunto con Google, antes de lanzar su primer tanda de coches autónomos, se enfocarán en el desarrollo de tecnología de seguridad, que impida a hackers tomar control de funciones importantes de sus automóviles. Para esto ya anunciaron que estarán presentes en BlackHat, la convención anual más importante de seguridad informática que se celebra anualmente en Las Vegas.

fuente Recode

temas