A finales de junio se abrirían las nuevas fuentes de empleo. 

A menos de 15 días del anuncio de que General Motors eliminaría 100 puestos de trabajo de su planta en México y los trasladaría a Estados Unidos, todo por la presión del presidente Donald Trump, ahora se dio a conocer que la compañía planea recortar 625 puestos en su planta de ensamblaje ubicada en Ingersoll, Ontario, y trasladarlos a México.

La información fue dada a conocer por el líder de Unifor, el mayor sindicato industrial de Canadá, y se indica que no se abrirán en nuestro país la misma cantidad de fuentes de empleo que se eliminan en Canadá, pero se les exigirá hacer el mismo trabajo.

 “Esto es por culpa del TLC, esto no tiene nada que ver con Trump, pero tiene todo que ver con el TLC”, indicó Jerry Dias, presidente de Unifor.

Jerry Dias dijo que General Motors moverá el montaje del automóvil deportivo GMC Terrain a México y retrasarán el ritmo de producción del Chevrolet Equinox, que se seguirá ensamblando en el país de la hoja de maple.

Un vocero de General Motors indicó que la compañía había avisado de la decisión al sindicato desde hace meses, y forma parte de un proyecto que busca eliminar la fabricación de modelos antiguos, recordando que dentro de poco se presentará un nuevo modelo de Equinox.

Esta misma semana el presidente Donald Trump y los directivos de los tres principales fabricantes de automóviles de Estados Unidos (General Motors, Ford y Fiat Chrysler), tuvieron una reunión a puerta cerrada donde aparentemente hicieron las paces, y los CEOs de las compañías automotrices declararon que el sector estadunidense del automóvil apoyará las medidas que Trump tome.

fuente Reuters

temas