El kit contiene todo lo necesario para armar nuestro propio drone en unos cuantos minutos.

Los drones se han popularizado muchísimo, especialmente durante los últimos años. Pues además de ofrecer grandes posibilidades creativas en áreas como el cine, la fotografía o hasta en temas de seguridad, también son cada vez más accesibles para los entusiastas tecnológicos que no precisamente son expertos en la operación de estos vehículos.

Sin embargo, los drones todavía no son 100% amigables para el público infantil, debido a que hasta ahora, la mayoría de los modelos que existen en el mercado pueden llegar a ser muy complejos y hasta algo pesados para ellos. Así que una startup de San Francisco llamada Flybrix, ha pensado en una gran solución que, de paso, también alimenta la creatividad de los más pequeños.

Su producto es denominado también como Flybrix, y consiste en un pequeño drone que puede armarse con nada más y nada menos que piezas de LEGO y algunos otros aditamentos que vienen incluidos en los kits. La idea de la compañía es que cualquiera pueda armar su drone sin necesidad de pasar horas y horas sobre la mesa intentando averiguar para qué sirve cada cosa; sólo es cuestión de enchufar algunos circuitos y apilar los bloques como más nos guste, entonces podremos volarlo.

Flybrix puede controlarse con la ayuda de una aplicación en el teléfono, o adquiriendo el mando adicional que viene en el paquete deluxe o también de manera individual. Actualmente pueden adquirirse dos kits: el básico, por 149 dólares, y el premium, por 189. El mando puede comprarse de manera solitaria por 80 dólares, todo esto a través del siguiente enlace.

fuente Flybrix

temas