El transporte tubular está a la vuelta de la esquina, pero de una calle en un pueblo de Eslovaquia.

Ya sabíamos que desde el Web Summit Lisboa del año pasado, Josh Giegel y Shervin Pishevar, cofundadores de Hyperloop One, no han quitado el dedo del renglón e insisten en que los viajes en tren de alta velocidad entubado están cada vez más cerca, y que dentro de veinte años las principales ciudades del mundo podrán contar con esta tecnología. Sin embargo, Anthony Foxx, el secretario de Transporte de Estados Unidos, declaró recientemente que el país vecino no estaba preparado para recibir a Hyperloop. Pero, lejos de preocuparse, la compañía decidió mirar hacia Europa del Este.

Este miércoles Hyperloop Transportation Technologies firmó un “acuerdo exploratorio” con la ciudad checa de Brno para examinar las posibilidades de crear un tren de alta velocidad que viaje a través de un tubo hasta Bratislava, la capital de Eslovaquia, donde también se encuentra en tratos con el gobierno.

Según el CEO de la compañía, Dirk Ahlborn, el mundo ya está más que listo para Hyperloop, por lo que la empresa está explorando la factibilidad de crear un tren que sea expulsado a 128 km/h desde Brno hasta Bratislava, convirtiendo un viaje que tardaría 90 minutos tradicionalmente, en uno de tan sólo 10 minutos.

A pesar su optimismo, Hyperloop no tiene las cosas sencillas. Todavía debe trabajar en su ruta de transporte de carga que va del centro de Dubai a Abu Dabi, y al parecer su infraestructura no le podría permitir darse abasto para ambos proyectos. La compañía de transporte entubado tiene poco más de 30 empleados a tiempo completo, mientras que el trabajo de desarrollo tecnológico lo llevan a cabo más de 800 ingenieros que también trabajan en Space X, la NASA y Boeing.

Ahlborn asegura que sus ingenieros han logrado progresos bastante serios, como lograr la levitación de las vainas, mantener la presión de aire necesaria dentro de los tubos y conseguir la velocidad de aceleración adecuada, desafortunadamente nada de esto ha sido probado con seres humanos abordo aún, pero por lo pronto la compañía sigue sumando alianzas significativas como la de Oerlikon Leybold Vacuum, el gran colisionador de hadrones del CERN.

Claro que el CEO de Hyperloop Transportation Technologies reconoce que para que exista la posibilidad de crear su sistema de transporte necesita apoyo gubernamental, lo cual implicaría nuevas regulaciones y normas de seguridad. Como podemos ver si Estados Unidos no se siente preparado, no es problema de Hyperloop Transportation Technologies, Brno y Bratislava, dos pequeñas ciudades de Europa del Este, tienen abiertos sus caminos al futuro.

vía WIRED

fuente Hyperloop Transportation Technologies

temas