La compañía del ratón miguelito ahora es un monstruo mucho más grande.

Después de semanas de rumores, finalmente Disney anunció de forma oficial la compra de la mayoría de los activos de 21st Century Fox por 52.4 mil millones de dólares. La compra incluye a la productora de cine 20th Century Fox (y de todas sus divisiones) y la cadena de televisión Fox (al igual que todos sus canales hermanos). Lo único que no entró en la negociación fueron los canales de noticias y deportes de Fox, que seguirán en poder de la familia Murdoch.

De acuerdo con el boletín oficial, Disney valoró los activos totales de 21st Century Fox en 69 mil millones de dólares, pero restando el valor de los canales de noticias y deportes, así como la deuda de 13.7 mil millones de Fox, es que se llegó al precio final de compra. En total, Disney pagó 28 dólares por acción de Fox.

También se confirmó que Bob Iger, el CEO de Disney, firmó una extensión de contrato hasta el 2021 para supervisar la integración de los activos de Fox en su nueva casa. Finalmente, se indicó que los accionistas de 21st Century Fox recibirán 0.2745 acciones de Disney por cada acción de Fox, con lo que los ex accionistas de Fox serán dueños del 25% de Disney.

Bob Iger y Rupert Murdoch.

Disney espera que la revisión regulatoria del gobierno de Estados Unidos para validar la adquisición tome un máximo de 18 meses, pero esperan conseguir el permiso antes. Así se congratuló el CEO de Disney de la compra de Fox:

“Nos sentimos honrados y agradecidos de que Rupert Murdoch nos haya confiado el futuro de las empresas a las que dedicó toda su vida, y estamos entusiasmados con esta extraordinaria oportunidad de aumentar significativamente nuestra cartera de franquicias y un amado contenido para mejorar en gran medida nuestra crecientes ofertas directas al consumidor. El acuerdo también ampliará sustancialmente nuestro alcance internacional, permitiéndonos ofrecer una plataforma de narración de clase mundial y plataformas de distribución innovadoras a más consumidores en mercados clave de todo el mundo”.

Con esta maniobra, Disney no sólo adquiere licencias importantes, como Los Simpson, Alien, Predator, AvatarFantastic Four y X-Men, o Duro de Matar, sino también la plataforma Hulu, una poderosa herramienta para plantarle cara a Netflix. De inmediato, el trato fue catalogado como el mayor acuerdo comercial del mundo del entretenimiento, y un hecho que marcará la industria en los años por delante.

fuente The Walt Disney Company

temas