Foto: Cave Canem.

La noticia provocó una caída en sus acciones. 

Apple dio a conocer a sus accionistas los resultados financieros del último trimestre del 2015, donde revela que vendió 74.8 millones de teléfonos. El dato significa que las ventas de iPhone aumentaron en menos de 1%, convirtiéndose en el peor año de crecimiento de la presencia del producto desde su lanzamiento.

Después de 12 trimestres consecutivos superando las expectativas de los analistas financieros, la compañía se quedó por debajo de lo que se esperaba de ella. Apple reportó ingresos trimestrales por 75,000 millones de dólares, un aumento de 1.7% con respecto al mismo periodo del año pasado; mientras que las utilidades ascendieron a 18,400 millones de dólares, frente a los 18,000 millones del 2014.

La información también muestra que el 2015 fue el primer año en el que la compañía presentó un descenso de ventas luego de 13 años. La principal razón de lo anterior es la crisis financiera del mercado chino, uno de los bastiones de Apple en los últimos años.

Si bien las ventas en China crecieron 14% en el trimestre, bajaron en ciertas regiones importantes, como Hong Kong. Lo que podría significar, de acuerdo con analistas, que la era de crecimiento de la compañía podría estar llegando a su fin. En su informe la compañía prevé que no tendrá aumentos de ventas significativos hasta el lanzamiento del iPhone 7, proyectado para la segunda mitad del año en curso.

Después de que se dio a conocer la información, las acciones de Apple bajaron un 4%, alcanzando los 96.20 dólares por acción.

temas