Wuhan, la ciudad donde empezó todo, da de alta a su último paciente de COVID-19

Un paso más para que termine la pandemia.
(Koji Sasahara)

Para el domingo 26 de abril ya no hay pacientes internados por COVID-19 en ningún hospital en Wuhan, China, la ciudad donde comenzó la pandemia actual. Con esto la ciudad donde se dio el primer brote da un paso más hacia la regularización de las actividades cotidianas, aunque se prevé que las medidas de seguridad continúen implementándose durante los próximos meses.

También te recomendamos: Nueva Zelanda declara “eliminado” el coronavirus COVID-19 en su territorio

La Comisión Nacional China de Salud anunció que ya fue dado de alta el último paciente de coronavirus en la ciudad de Wuhan. Esto fue posible “gracias a los esfuerzos conjuntos de Wuhan y el cuerpo médico de todo el país” en palabras del vocero de la Comisión Mi Feng. Además durante los últimos días China solo reportó tres nuevos casos de COVID-19 en todo el país.

Debido a la reducción en los nuevos casos en toda China el gobierno ha ido restaurando las actividades cotidianas de manera paulatina. Primero comenzó a abrir los cines nuevamente, y lentamente están reabriendo los diferentes negocios y establecimientos. Aún así las autoridades están promoviendo medidas de higiene. Por ejemplo es obligatorio el uso de cubrebocas para las personas que tengan algún malestar respiratorio, y está prohibido comer en vía pública.

Las nuevas medidas de seguridad entrarán en vigor el primero de junio en China.

ANUNCIO