El director explicó en una entrevista su visión del personaje y el por qué no filmó la cinta.

“Él es a prueba de balas, pero Harlem no” esta es la premisa con la que llega por primera vez (en solitario) Luke Cage a las pantallas de todo el mundo ¿Pero imaginan como sería otra versión que no fuera la de Netflix? Esto pudo haber sido posible en la década de los 90, si Quentin Tarantino no hubiera tomado otras decisiones en su vida.

Hace un tiempo, durante una entrevista relacionada con el estreno de The Hateful Eight, Tarantino comentó su gusto por el personaje de Marvel y afirmó que después de terminar Reservoir Dogs tuvo intenciones de realizar una película de Luke Cage, pero terminó haciendo Pulp Fiction en su lugar, lo cual no podemos decir que este mal.

“Francamente amo al personaje que se presentó en los años 70 y no estoy realmente interesado en replantearme lo que ya era… Ese origen era tan bueno, fue un buen intento de Marvel para tratar de llevar el ambiente de las películas de blaxploitation a sus comics. Le dieron en el clavo”, afirmó el director ganador del Oscar y explicó que de realizar una película sobre Cage, tomaría el primer número del comic y lo pondría en un guión cinematográfico.

¿Cómo habría sido esa película? No debemos especular mucho antes de imaginarnos a Samuel L. Jackson (de los 90) haría un excelente papel como Luke y que el guion le haría justicia al espíritu del personaje.

 

fuente Yahoo

temas