Súper Campeones: Cuando Japón goleó a México en el Azteca

En el manga Rising Sun, Oliver y compañía vienen a jugar a México y le endosan una goleada histórica al Tri.
(Shueisha)

Todos sabemos que los Súper Campeones (Captain Tsubasa) es el manga / anime más exagerado que puede existir. Desafía toda lógica, toda ley física y hasta el sentido común. Y aprovechamos México perdió con Japón en el Toreno de Esperanzas de Toulon,  para recordar cuando Japón, liderados por Oliver Atom (Tsubasa Ozora) le endosa una goleada peor que la de Chile en la Copa América Centenario en 2016.

En el manga Rising Sun, Oliver ya es todo un jugador consolidad en el Barcelona. Es titular indiscutible y sus goles valieron para que el Barça levantara la copa de campeón de La Liga. En la vida personal también le está yendo bien, porque está casado con Paty (Sanae) y está a punto de ser papá. Goleando dentro y fuera de la cancha.

(Shueisha)

Pero Oliver no tiene tiempo de descansar. Japón debe prepararse para los Juegos Olímpicos que se celebrarán en Madrid. Así que los nipones emprenden una gira por diversos países, empezando por México. Tras golear en sus primeros partidos, se enfrentan al Tri, liderados por Ricardo Espadas, quien es la versión de Jorge Campos de los Súper Campeones, y que juega en el Everton de la Premier League de Inglaterra.

(Shueisha)

El delantero y capitán mexicano Hugo Ramírez (sí, inspirado en Hugo Sánchez), le hace saber a Oliver que no será un partido sencillo, al estrecharle la mano con mucha fuerza. Mala idea, Ramírez, eso significa que te van a humillar.

Recordemos que la selecciones nacionales que participan en los Juegos Olímpicos son sub 23 y se les permiten tres refuerzos mayores. México decide usar los tres contra Japón que no usa ninguno. ¿Para qué, si tienen a los mejores?

Japón asume la iniciativa de inmediato, con la combinación dorada de Oliver y Tom y sí, humillan a Ramírez. Pero Espadas es demasiado para ellos, porque usa la lucha libre en su estilo de atajar. Sí, el cancerbero ha entrenado lucha libre para detener los disparos de sus rivales. Así, el partido resulta muy parejo, porque nadie puede vencer a Espadas.

(Shueisha)

Entonces, antes de acabar el primer tiempo, Espadas logra detener la chilena de Oliver y el disparo en conjunto de Hyuga y Richard Tex Tex (Ken Wakashimazu)… Sí, el portero se prueba como delantero porque le es imposible quitar a Benji Price (Genzo Wakabayashi) de la portería. Pero el disparo de los dos es tan potente, que da rebote y Aoi Shingo aprovecha para hacer el primer gol del partido.

(Shueisha)

México intenta reaccionar, pero Benji y la defensa japonesa evitan cualquier peligro. Espadas sigue jugando, pero resulta que está lesionado y no puede continuar en esas condiciones (hasta vemos que sangra). Así que es sustituido en el medio tiempo y pues… digamos que México sólo era Espadas y ya, al juzgar por el resultado final:

(Shueisha)

O sea, para el autor, Yoichi Takahashi, México es terriblemente débil o Japón es en exceso fuerte… o ambas. Pero este resultado sería, sin duda, el verdadero Aztecazo, dejando chiquitos los que pasó con Costa Rica en 2001 y con Honduras en 2013.

Ya después de la goleada, Japón se va a Toluca, y Oliver demuestra ser humano, porque resulta que la altura de Toluca, sumado al cansancio de una larga temporada lo pone mal y termina en el hospital. Por eso la FIFA obliga a un mes de descanso obligatorio entre temporadas, Oliver.

Durante su estancia en el hospital, recibe la visita de tres de los jugadores mexicanos que humilló: López, García y Ramírez, que se dieron cuenta que son muy malos para el fútbol y deciden retirarse (bastante jóvenes) para ser luchadores profesionales. Le llevan sopa especial y un mensaje de Espadas, en el que expresa su deseo de volver a jugar contra Oliver.

(Shueisha)

Y así, termina el periplo japonés por nuestra tierras. Oliver se recupera y alcanza a su equipo en España. México también asiste a los Juegos Olímpicos. Enfrentan a Fracia, Ghana y Corea del Sur. Perdieron con los primeros, empataron con los segundo y derrotaron a los terceros. Pero en cuartos se toparon con España que les endosa un 6-2, quedando fuera del torneo.

Por su parte, Japón derrotó 4-1 a Holanda, 3-2 a Argentina y 3-0 a Nigeria. Y ahora estamos a la espera de dos cosas: saber si Andy Johnson (Jun Misugi) logra terminar con vida el partido tras el balonazo que recibió en el pecho -quedó muerto por unos instantes- y cómo quedará el partido contra Alemania.

ANUNCIO