Nos perdimos de ver a los cómicos más marihuanos enfrentar al temible villano.

Los fans de las películas serie B guardamos en un lugar especial de nuestro corazón al cine de los comediantes Cheech y Chong, que se burlaba de la vida hippie con incontables alusiones al consumo de la marihuana. A pesar de que nunca protagonizaron cintas de alto presupuesto, y el grueso de su filmografía se grabó en los años ochenta, Cheech y Chong lograron una fama que se extendió a las décadas recientes, en parte porque muchos de sus fans (como Tarantino, Robert Rodríguez o James Franco) alcanzaron puestos de renombre en la industria del entretenimiento.

Ahora, gracias a una entrevista concedida por el guionista Tom McLoughlin (responsable de Jason Lives: Friday the 13th Part VI) nos enteramos que, a finales de los años ochenta, estuvimos a punto de tener un loco crossover que habría unido a Chech y Chong en una batalla mortal en contra de Jason Voorhees.

Después de 5 películas de Viernes 13, la franquicia comenzaba a decaer, por eso el inesperado éxito comercial de Jason Lives (1986), revivió la franquicia y entusiasmó a Paramount, que intentó volver a contratar a McLoughlin para una nueva película. La idea de Frank Mancuso Jr. (productor de Paramount y encargado de la franquicia mientras formó parte del estudio) era que el guionista escribiera un crossover entre Jason y Freddy Krueger. Pero, justo antes de comenzar a escribir el guión, McLoughlin le indicó a Mancuso que sería mejor cerrar un trato con New Line Cinema, la propietaria de los derechos de Freddy, antes de dedicarle tiempo y dinero a un proyecto que podía no concretarse.

“Frank Mancuso Jr. me buscó… quería que hiciera otra película después de la que hicimos [Jason Lives]. Él me dijo: ‘¿Qué piensas de Freddy contra Jason?’ Y dije: ‘Pero Freddy está en New Line.’ Y prometió resolver el problema antes de iniciar a escribir el trabajo. Después de unas semanas el productor regresó y dijo: “Ah, olvídalo, no iba a funcionar de todos modos'”, recordó McLoughlin.

Convencido de que la idea de los crossovers no era tan mala (y probablemente inspirado en Abbott and Costello Meet Frankenstein), propuso escribir un guión en el que Jason tuviera un encuentro con Cheech y Chong, que vivían uno de sus puntos de mayor fama.

“Le dije: ‘Ya lo tengo… ustedes son dueños de Cheech y Chong. Imagina ¿Qué pasaría si Cheech y Chong se encuentran con Jason?’ Ellos serían los encargados de un campamento en Crystal Lake, o algo así. Y comenzaría con uno de ellos asustado diciéndole al otro, ‘Oye, hombre, vi a Jason por ahí’. ‘No, amigo, eso es sólo un mito’.” soltó McLoughlin.

Después de considerarlo muy poquito tiempo, Mancuso Jr descartó la idea.

“[Frank] me dijo: ‘Mira ¿Sabes qué?… la respuesta es no, la audiencia de las películas de Cheech y Chong va a querer una comedia, la audiencia de las películas de Jason va a querer una película de terror… no, no podemos complacerlos a ambos públicos'”.

Con la cancelación de ese proyecto, McLoughlin quedó a cargo de Friday the 13th: The Series (una serie de televisión que se transmitió en los ochenta con mediano éxito) y recientemente regresó a la franquicia con Friday the 13th: The Game.

En ese tiempo, los estudios separaban claramente a sus audiencias, y por eso podíamos ver desnudos y groserías en las películas de Jason y Freddy, y no como ahora, que en la búsqueda de mayor audiencia -sobre todo niños y adolescentes- incluso en las películas slasher comerciales se evita al máximo herir las susceptibilidades del público masivo, y eso suele perjudicar las esencias originales de los personajes. Ni hablar, nos quedamos sin una cinta que tenía todo el potencial para ser un clásico de culto.

fuente Podcastone

temas