¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Reseña especial GIFF 2019: Ang Manananggal sa Unit 23B

Ang Manananggal sa Unit 23B es una rareza filipina de horror y romance.
GIFF-2019-Guanajuato-Ang-Manananggal-sa-Unit-23B-Manananggal-Filipinas-Festival-Cine-Internacional-Reseña-Opinion-Critica

Ang Manananggal sa Unit 23B fue un encuentro inesperado en esta edición 22 del Festival Internacional de Cine de Guanajuato. Parte de la selección oficial del país homenajeado, Filipinas, esta cinta está lejos del cine independiente de Kidlat Tahimik o de los elevados dramas de Lino Brocka. No, ésta es una comedia de horror que busca juntar viejas leyendas folclóricas con una tradición romántica occidental. En ese sentido, con su fuerte influencia americana y con un enorme amor por la cultura culinaria callejera de filipinas, Ang Manananggal sa Unit 23B es una muestra relevante de las obsesiones del cine filipino.

La historia de Ang Manananggal sa Unit 23B gira en torno a Jewel, una joven hermética que vive en un complejo de departamentos. Un día, conoce a Nico, un joven que se acaba de cambiar a un departamento contiguo con su abuela. Entre guiños y risas casuales, Nico y Jewel comienzan a coquetearse. Y todo marcha muy bien hasta que Nico empieza a notar un extraño comportamiento en Jewel que coincide con la aparición de cuerpos desollados con mensajes vindicativos típicos de los seguidores de Duterte.

Con esta premisa, todo el horror sobrenatural de esta cinta se alimenta de una viejísima tradición filipina con la figura del Manananggal. Esta criatura femenina es un tipo de vampiro que puede separar su cuerpo para volar con el torso y atacar a víctimas desprevenidas. Típica figura mítica de las Bisayas, el Manananggal tiene una larga historia en el cine filipino desde la primera película de horror jamás hecha en esta nación: Manananggal (1927) del gran José Nepomuceno. Desde entonces, este animal fantástico ha aparecido en decenas de películas, libros y cómics filipinos.

Aquí, la tradición del Manananggal se junta con la influencia visual de Won Kar-Wai en una fotografía rica en colores y la influencia narrativa de un cine romántico más occidental. Tomando la misma premisa que Spring (2014) de Justin Benson y Aaron Moorhead, esta cinta se basa en una premisa típica de las comedias románticas americanas: el amor se alimenta de la riqueza interior y no del aspecto físico superficial. Claro, aquí las diferencias de aspecto pueden ser un poco más radicales.

En la mejor tradición de La Regenta, Ang Manananggal sa Unit 23B juega constantemente con la comida y la sensualidad. La sed por consumir corazones humanos del Manananggal se mezcla con su voracidad sexual y ésta contrasta con el refinado apetito de Jewel y su tímida sensualidad. La comida, aquí, juega como un pivote entre la voracidad caníbal y el apetito sexual para crear situaciones en las que se mezclan los placeres culinarios con el erotismo horroroso. Así, la cinta es lo suficientemente original para pasar encima de los aspectos más burdos de la serie B y convertirse en una divertida rareza que actualiza, para este siglo XXI de fuerte influencia cultural americana, un viejísimo mito en la cultura filipina.

Aquí mi breve reseña en video:

Ficha Técnica:

Título: Ang Manananggal sa Unit 23B

Duración: 82 min.

Director: Prime Cruz

Elenco: Ryza Cenon, Martin del Rosario, Cholo Barretto, Vangie Labalan.

País: Filipinas