Quién es Paru Itagaki, la misteriosa mangaka con cabeza de gallina de Beastars

La genio detrás de Beastars es aún más genial cuando entiendes quién es
Netflix

Beastars es uno de los mangas y animes que más impacto generaron en los últimos años. Su construcción, así como sus entrañables personajes (y su dedicado fandom furro) hicieron brillar el talento de Paru Itagaki, la mangaka detrás de esta obra, quien además resalta por siempre usar una cabeza de gallina en público, lo que nos deja esta pregunta: ¿Quién es ella y por qué es tan genial?

Netflix

Paru Itagaki es una de las más jóvenes y prolíficas mangakas de la industria contemporánea. A pesar de solo tener 27 años, se ganó el respeto y el cariño del público gracias a su especial acercamiento a las historias modernas: con animales antropomorfos enfrascados en dramas complejos, profundos y sumamente humanos.

Comenzó la publicación de su trabajo en 2016 con Beast Complex, la obra que sirvió de base para Beastars, que se publicó más tarde ese mismo año y con el que comenzó a ganar todos los premios habidos y por haber, con la peculiaridad de que siempre que se presentaba en una ceremonia lo hacía vistiendo una máscara completa de gallina, como una de sus personajes más interesantes dentro de su manga.

Bitfeed

Según ella misma, la máscara es simplemente una forma de evitar en controversias, ya que ella es ni más ni menos que hija de Keisuke Itagaki, el mangaka creador de Baki, uno de los shonens de más impacto en Japón de los años recientes.

Al principio, Paru Itagaki no firmaba con su nombre completo y siempre fue muy cauta de no recibir reconocimiento por parte de su apellido. Incluso, en el momento en que entregó su primer borrador para que pudiera publicarse Beast Complex y Beastars lo hizo evitando cualquier contacto con su padre.

Netflix

 

Asimismo, ella considera que su apariencia es algo que solo le atañe a su privacidad, por lo que su rostro hasta el momento, aunque existen algunas fotos, es algo que debemos disociar de su trabajo como mangaka, en el que prefiere ser Legom, la gallina con problemas de identidad y amiga de Legoshi en Beastars.

Paru Itagaki ganó ya varios premios a su trabajo como mangaka, mismos que tuvo antes de reconocer públicamente que es la hija de Keisuke. Esta decisión ya la tenía tomada desde que ingresó a la industria, pues por más que se enorgullezca de su padre y todo lo que ha hecho por el manga, no quiso jamás que su reconocimiento llegara de la mano de la etiqueta “la hija de…”.

Su obra más reciente Paru’s Grafiti, narra la forma en que ella se acercó a dibujo y cómo una buena dirección y formación en la infancia puede hacer la diferencia contra el sistema educativo pragmático y cerrado con el que tienen que lidiar la mayoría de los niños en el mundo.

Aquí cuenta la historia de su primer dibujo, un tiburón devorando a una persona en el mar, que fue repudiado por su maestra y por el que le recomendó a su madre conseguirle ayuda psicológica. Este mismo fue reconocido por su madre y su familia como una gran pieza, llena de destreza, curiosidad y, sobre todo, honestidad en su estilo.

Ese dibujo se encuentra en la mesa del comedor de su casa, debajo del cristal que proteje la madera, para mostrar que aquello con lo que quisieron tumbar su sueño fue también lo que le hizo a su madre saber que en ella había un talento que nadie podía decirle que no era válido porque no correspondía a las expectativas y estereotipos infantiles.

Paru Itagaki es, hoy por hoy, la mangaka más joven, exitosa, reconocida y prolífica de la actualidad, proveniente de una familia dedicada al manga, pero que construyó su camino siempre por ella misma y nos entregó Beastars, una obra que sin duda marcará el siglo XXI.