Publicada el 5 de abril de 1974, Carrie, la primera novela publicada de Stephen King, ubica las acciones principales de su trama el 27 de mayo de 1979. Carrie cumple 36 y 40 años el día de hoy.

Animales. Que se quemen entonces.
Que las calles se llenen  con el olor del sacrificio.
Que el nombre de este lugar sea llamado raca, hiel.

Mayo 27, 22:07 P.M.

Carrieta White y Tommy Ross son elegidos los reyes del baile de graduación de la escuela secundaria del ficticio pueblo de Chamberlain, Nueva Inglaterra. Momentos después de su coronación, comienza la destrucción tras la broma definitiva de Billy Nolan, novio de Chris Hagersen. Chris busca vengarse –después de todo, ha recibido como castigo no asistir a la fiesta de fin de curso debido a Carrie, pero Tommy lleva las cosas demasiado lejos.

A partir de ahí, la lectura es frenética, tal como la escritura de la misma, pues King habría escrito Carrie en un par de semanas. Carrie es un collage que se compone por extractos de libros, transcripciones de entrevistas, recortes periodísticos y cables noticiosos. Lleva la prisa de la corriente eléctrica que incendia medio pueblo, impulsada por la telekinesis de la protagonista.

Por cierto, que el incendio que crea Carrie –lo mismo en la novela que en la película de Brian DePalma–  tiene el mismo efecto que el de Inglorious Basterds: uno no puede más que ponerse del lado de quien provocó la matazón, pues reivindica a la víctima, que ha sido abandonada a su (mala) suerte por su familia, por la vida, por Dios.

“Le ardían los ojos como si hubiera leído el Apocalipsis de una sentada”, describe el narrador en alguna parte de la novela. Es la mejor reseña de Carrie, y viene en sus propias páginas.

Feliz cumpleaños, Carrietta, el demonio ha llegado a casa.

temas