La medida fue llevada a cabo debido al bajo promedio de los estudiantes a nivel primaria.

A partir del próximo mes, entrará en vigor una nueva medida que prohibe el uso de videojuegos en la ciudad de Hokkaido, Japón. Dicha decisión fue tomada tras los resultados de las pruebas generales de conocimiento a nivel primaria de la ciudad, que arrojaron un promedio considerablemente bajo.

El panel educativo de Hokkaido asume que el meollo de dicha recesión académica se encuentra en el tiempo que los jóvenes invierten jugando videojuegos,  así que se tomó la decisión de aplicar esta nueva medida incluso en los adultos. Según las autoridades japonesas, la finalidad es promover la sana convivencia y dedicar un día a enriquecer el aprendizaje de los más pequeños, por medio de libros y materiales didácticos que no tengan relación con los videojuegos.

La medida iniciará el primer domingo de febrero y a partir de ese momento, cada mes se tendrá que desistir de los videojuegos los primeros y terceros domingos. Por suerte para los japoneses, el resto del país podrá disfrutar de sus juegos favoritos sin ningún problema.

vía Kotaku

fuente NHK

temas