Esta ha sido una semana muy agitada para los amantes de la ciencia ficción: después de que Blomkamp adelantara algunos rumores intrigantes sobre su nueva versión de Alien, resulta que nos llegan detalles frescos sobre la secuela de Blade Runner que ya toma forma y fecha de estreno para el 2016.

Al parecer Ridley Scott lleva un cierto tiempo trabajando en un guión para hacer la secuela del gran clásico de la ciencia ficción contemporánea que es su obra maestra de 1982. El problema no fue, en realidad, encontrar un buen acuerdo con Alcon Entertainment que, justamente, compró la franquicia en el 2011 para seguirla desarrollando. Los retrasos en la producción se debieron, más bien, a que Scott andaba como loco filmando de aquí para allá entre los orígenes del hombre y extraños relatos bíblicos. Pero, a pesar de los contratiempos, esta casa productora no quiso apartarse demasiado de la semilla original y siguió en pláticas con Scott para planear la próxima cinta.

El problema que se presentó de nuevo este año es que el director de Aliens, como en tiempos pasados, sigue sumamente ocupado. No nada más anda cocinando con Matt Damon una de las películas más esperadas para el otoño de este año –The Martian, basada en la impactante novela de Andy Weir–, sino que está ya en planes bastante concretos para empezar a filmar sin más demora la secuela de Prometheus. A pesar de que la primera película dividió a los fanáticos de la saga de Alien, Scott parece completamente complacido con su historia y está muy feliz haciendo scouting por Australia y prometiendo nuevos xenomorfos.

El caso es que finalmente, salieron dos representantes de Alcon para anunciar que Scott va a ceder el puesto de director para no aplazar más la filmación de la cinta. Y el elegido será el canadiense Denis Villeneuve que ya había trabajado con Alcon en Prisoners, un interesante thriller de venganza y paranoia que protagonizaron Hugh Jackman y Jake Gillenhall.

Denis-Villeneuve
Denis Villeneuv será el director de la secuela

Pero ahí no acaban las noticias. La cosa se puso seria cuando también anunciaron que Harrison Ford regresaría a su papel protagónico de Rick Deckard para la secuela. Y esto a pesar de que en diversas ocasiones se había desmentido su posible participación porque los productores querían inyectar sangre nueva a la franquicia. Pero lo viejo sigue venciendo y, al parecer, los actores de antaño andan regresando a sus pasadas glorias: Han Solo primero, luego Ripley y ahora el oscuro Deckard.

En todo caso, podemos esperar bastante de la elección de este nuevo director pues si algo ha demostrado Villeneuve es que es perfectamente capaz de manejar dramas íntimos y particularmente oscuros (como en la multipremiada Incendies). Y esto nos lleva a preguntarnos si la secuela tendrá algo que ver con la novela de K. W. Jeter que se sitúa algún tiempo después de Blade Runner –más que de Do Androids Dream of Electric Sheep?– y se centra en la relación de los prófugos Deckard y Rachael.

De lo que sí estamos seguros es que la historia pasará décadas después de la primera trama y que el guión fue escrito por Hampton Fancher –quien ideó la idea original junto con Scott– y Michael Green que ha escrito en ciencia ficción televisiva para Heroes. También se dijo por ahí que, desde hace tiempo, Harrison Ford declaró que este guión era “lo mejor que había leído”. Y esto fue lo que dijeron al respecto, según The Wrap, los representantes de Alcon:

“Estamos honrados de  que Harrison se nos una en esta aventura con Denis Villeneuve, que es un talento singular, como pudimos apreciar personalmente en Prisoners. Hampton y Michael, con Ridley Scott, han forjado una secuela de potencia y fidelidad únicas para una de las cintas más celebradas de todos los tiempos y no podríamos estar más emocionados con este increíble equipo creativo.”

Scott, a pesar de ceder el puesto de director, se mantendrá cerca del proyecto como productor ejecutivo y la filmación empezará este mismo año. Así que agárrense porque, al parecer, el 2015 que se anunciaba como año de la nostalgia y el regreso a los clásicos empieza ya a prometer más futuros radiantes.

temas