Después de 80 años, la canción ya puede usarse en cualquier tipo de obra sin tener que pagar derechos de autor.

Ayer por la tarde el juez George H. King puso fin a un juicio que se prolongó durante años, el cual buscaba determinar si el copyright de la popular canción Happy Birthday to You pertenecía a Warner o era del dominio público. El principal demandante era Jennifer Nelson una cineasta que está rodando un documental sobre la canción.

Warner/Chappell, una división de Warner Music, compró los derechos de la canción en 1935 a la empresa Summy Co., pero el juez King determinó que la transacción sólo otorgaba derechos sobre algunos acuerdos de la música y no sobre la canción.

“Summy Co. jamás adquirió los derechos de la letra de ‘Happy Birthday’. Los demandados, como sucesores en interés de Summy Co., no poseen derechos de autor válidos de la letra de ‘Happy Birthday'”, indicó el juez.

La enormemente popular Happy Birthday to You es una versión de la canción de finales del siglo XIX Good Morning to All, compuesta por las hermanas Mildred y Patty Smith Hill. El registro de la canción que conocemos en todo el mundo fue realizado por Clayton F. Summy, el dueño de Summy Co. quien vendió los derechos a Warner, empresa que aproximadamente recibe dos millones de dólares al año en concepto de regalías por el uso de la canción.

Patty-y-Mildred-Hill
Las hermanas Patty y Mildred Hill, las verdaderas autoras de la canción.

La principal evidencia presentada por Randall Newman fue un libro de canciones publicado en 1927, en el cual viene escrita la letra de Happy Birthday, más de 5 años antes del registro de propiedad intelectual.

A partir de ayer, la canción pasa a ser considerada de dominio público y libre de derechos, por lo que puede usarse para cualquier fin sin tener que pagar por ello. Ésta es nuestra versión favorita de la canción:

fuente Boing Boing

temas