Tráiler cinematico de World of Warcraft: Warcraft of the Lich King

El final del último capítulo de Game of Thrones es muy parecido a una escena de World of Warcraft… quizás demasiado parecido.

El capítulo seis de la séptima temporada de Game of Thrones fue sin duda uno de los más espectaculares hasta ahora, con un final que nos dejó a todos con la boca abierta y el corazón roto. Sin embargo, al terminar el episodio y ver los créditos pasar, me quedé con una sensación de déjà vu que no pude sacudirme de encima. Y de inmediato se me vinieron tres palabras a la cabeza: World of Warcraft.

Aviso: Si decides seguir leyendo esto, entonces es mejor que estés preparado para los spoilers.

A finales del 2008 Blizzard lanzó Wrath of the Lich King, la segunda expansión de World of Warcraft. La historia del juego tiene una premisa que seguro les sonará conocida: un ejército de muertos vivientes –llamado La Plaga– aparece desde el norte para atacar a los pueblos de Azeroth (¿alguien dijo Westeros?), bajo el comando de un rey conocido bajo el nombre de Lich King (¿alguien dijo Night King?).

Hasta ahí las coincidencias ya son suficientes como levantar la ceja un par de veces. Y basta con hacer una rápida búsqueda en Google para confirmar que desde años los fans del juego y de la serie de HBO han estado discutiendo al respecto.

Pero esto no se trata de descubrir si George R. R. Martin se inspiró de alguna forma en la mitología de Warcraft para sus libros de A Song of Ice and Fire, o si Blizzard tomó prestadas las ideas del escritor para la historia de uno de sus videojuegos. Así que mejor regresemos a Game of Thrones.

Al final del sexto episodio de la última temporada el Night King logra acabar con uno de los dragones de Daenerys con ayuda del poder de su lanza y de su gran puntería. Así, Viserion queda sepultado bajo el agua y el hielo ante la mirada atónita de su madre humana, quien decide huir del lugar encima de su hermano Drogon. Luego el rey de los white walkers saca del agua al dragón caído y entonces sucede lo inevitable: la bestia vuelve de entre los muertos, pero esta vez su pupila ya no se enciende con el color del fuego, sino con el azul del hielo.

Ahora volvamos casi diez años atrás. El tráiler cinemático con el que Blizzard presentó Wrath of the Lich King nos muestra una tierra gélida, donde en la cima de una montaña se encuentra un trono de hielo del que se levanta un rey con su armadura. El rey toca el suelo y éste comienza a desmoronarse, pues debajo se encuentra el esqueleto de un antiguo dragón, que despierta con ojos azules para emprender el vuelo sobre una horda de calaveras con espadas y escudos, dispuestas a conquistar el mundo de los vivos.

Las similitudes son demasiadas como para ser una simple coincidencia. Y aunque el primer Warcraft se lanzó dos años antes que la primera novela de A Song of Ice and Fire, el Lich King y La Plaga no aparecieron en los juegos hasta varios años después. Además sabemos que desde hace tiempo la serie de HBO le lleva la delantera a los libros de George R. R. Martin, así que la pregunta parece ser la misma del principio: ¿Game of Thrones le robó descaradamente una escena a World of Warcraft?

temas