¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Ésta es la razón por la que Drogon quemó el Trono de Hierro en Game of Thrones

Se filtró el guión de la escena en la que Drogon quema el Trono de Hierro al considerarlo como un tonto espectador.
(Foto: HBO)

Aunque ya pasaron un par de meses desde que terminó Game of Thrones, la serie sigue dando de qué hablar. Ya sea por la petición de los fans de rehacer la última temporada o porque arrasó en nominaciones de los Emmys. Entre esas nominaciones está guión del último episodio de la serie y ahí se nos revela el verdadero motivo del por qué Drogon quemó al Trono de Hierro y no a Jon Snow.

También te recomendamos: Game of Thrones lidera las nominaciones de los Premios Emmy 2019

Drogon fue siempre fiel a Daenerys  y se demostró una y otra vez que haría cualquier cosa para protegerla. Entonces, nos pareció un tanto absurdo que Drogon no matara a Jon y prefiriera quemara el Trono de Hierro. Aunque quisimos asumir que había algún significado más profundo en su reacción. Tal vez porque Drogon, siendo un dragón tan inteligente, sabía que el trono era el tema de los deseos de su madre, y que era la única causa  por la que había muerto así que decidió destruirlo y librar al mundo de su maldad. Sin embargo, el guión nos  deja en claro que este no es el caso en absoluto y le dimos demasiado crédito a los escritores.

Según el guión del sexto y último episodio de Game of Thrones, el Trono de Hierro era simplemente un “espectador tonto” en el camino de Drogon mientras atacaba al mundo que lo rodeaba con ira. Así de sencillo.  Establece específicamente que él dragón eligió no matar a Jon, aunque no se da ninguna razón, y que Drogon quiere “quemar el mundo”.

(Foto: Emmy)

“Miramos por encima del hombro de Jon mientras el fuego se dirige hacia el trono, no el objetivo de la ira de Drogon, sino solo un espectador tonto atrapado en la conflagración”.

Tras tantas temporadas de pelear por ese Trono de Hierro, resulta que al final quedó reducido a un “tonto espectador”. Es casi una bofetada a los fans. sobre todo porque aclaran que al final, nadie se sentará en ese Trono. Todo para nada. Dan igual la cantidad de nominaciones, el final y la temporada ocho seguirá quedando corto para lo que fue Game of Thrones en sus temporadas anteriores.