La gente trató de entrar a un cine en Los Ángeles y no pudo porque estaba siendo utilizado para el rodaje.

(Imagen: The Weinstein Company)

Cuando supimos que Tarantino haría una película ambientada en el Hollywood de los 60, nos emocionamos tanto que hasta nos pusimos a saltar. Sobre todo porque películas como Inglourious Basterds, demuestran que el genius de Quentin Tarantino puede trastocar la historia de maneras muy divertidas.

Ahora, los espectadores que han acudido al Dome de Los Ángeles para ver 2001: A Space Odissey, se toparon con la sorpresa de que un cine estaba cerrador por culpa de un rodaje misterioso.

Sí, Tarantino estaba filmando Once Upon a Time in Hollywood, su próxima película, y los fanáticos fueron testigos de una transformación de la fachada de los cines. El equipo de arte cubrió el Cinerama con carteles y marquesinas al más puro estilo de 1969.

La película está ambientada en Los Ángeles de 1969 y sigue a Rick (Leonardo DiCaprio), un actor de televisión que ha trabajado en una serie de televisión de éxito, pero que tiene problemas para seguir siendo famoso. Por tanto, decide hacerse un hueco en el mundo del cine. Su amigo Cliff (Brad Pitt), quien también es su doble de acción, se pondrá el mismo objetivo que el protagonista. En medio de todo se encuentran Charles Manson, La Familia y el caso de Sharon Tate.

Once Upon a Time in Hollywood estaría llegando a los cines el 9 de agosto de 2019.

fuente Axel leCarolyn (Twitter)

temas