¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Estados Unidos hace oficial su retiro del Acuerdo de París ante la ONU

Activistas ambientales aseguran que se está condenando a las generaciones venideras.
(Foto: Getty Images)

En 2017, Donald Trump anunciaba que abandonaba el Acuerdo de París, el cuales tienen como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para mitigar el calentamiento global, hoy, por fin, dos años después de emitir el anunció, el Departamento de Estado de Estados Unidos notificó de manera formal la decisión ante las Naciones Unidas.

También te recomendamos: El impacto humano en el cambio climático se remonta a principios del siglo XX

Mike Pompeo, secretario de Estado del país vecino, anunció que envió la notificación a la ONU, no sin hacer hincapié en que Estados Unidos seguirá trabajando con sus socios globales para mejorar prácticas que disminuyan los impactos del cambio climático, al tiempo que se preparará para responder de manera adecuada a futuros desastres naturales.

De acuerdo con las declaraciones de Pompeo recogidas por The Washington Post:

“En las discusiones internacionales sobre el clima, continuaremos ofreciendo un modelo realista y pragmático, respaldado por un registro de resultados del mundo real, que muestre que la innovación y los mercados abiertos conducen a una mayor prosperidad, menos emisiones y fuentes de energía más seguras. Continuaremos trabajando con nuestros socios globales para mejorar la resistencia a los impactos del cambio climático y prepararnos y responder a los desastres naturales”.

El secretario de Estado dio a conocer la noticia a través de un mensaje en su cuenta oficial de Twitter donde puede leerse: “Hoy comenzamos el proceso formal de retirada del Acuerdo de París. Estados Unidos se enorgullece de nuestro historial como líder mundial en la reducción de todas las emisiones, el fomento de la resiliencia, el crecimiento de nuestra economía y la garantía de energía para nuestros ciudadanos. El nuestro es un modelo realista y pragmático”.

Por su parte, activistas ambientales y de salud pública condenaron de manera contundente la decisión del gobierno de Estados Unidos, ya que lo consideran como sentencia para las generaciones futuras.

El acuerdo climático de París entró en vigencia legalmente el 4 de noviembre de 2016, luego de que Estados Unidos y otros países se unieran formalmente al acuerdo histórico. Según las normas establecidas por las Naciones Unidas, ningún país podría abandonar el acuerdo durante tres años, después de lo cual hay un periodo de espera de un año para que la retirada entre en vigor por completo.