La nueva serie de los Wachowski ya se estrenó en Netflix.

Hace unas semanas pudimos platicar con Alfonso Herrera y Eréndira Ibarra sobre sus papeles en Sense8, la nueva serie de los Wachowski. Si se preguntaban por qué dos actores mexicanos estaban tan profundamente involucrados en un proyecto de estos dos imprevisibles hermanos, la respuesta está en la trama de la serie. Junto con su ya eterno colaborador Tom Tykwer, los Wachowski hicieron 12 episodios extremadamente ambiciosos filmados, al mismo tiempo, en Berlín, Chicago, Seúl, San Francisco, Londres, Ciudad de México, Mumbay, Reikiavik y Nairobi. Como se podrán imaginar, no es poca cosa y parece que las locuras ambiciosas de estos dos hermanos se siguen retorciendo después de la polémica Cloud Atlas y la terriblemente fallida Jupiter Ascending.

Sense8 es un juego de palabras para señalar el aspecto “sensate” (sensitivo) de 8 personajes que, repentinamente, se encuentran interconectados: comparten sentimientos, conocimientos, pensamientos, dolores y placeres. A pesar de encontrarse en lugares completamente alejados del globo, estos ocho hombres y mujeres interconectados deberán resolver el misterio que los aqueja antes de que sea demasiado tarde. La premisa suena entonces como una buena excusa para hablar de las relaciones interpersonales en la era de Internet, sobre la comunicación digital que nos acerca y nos aleja –o que, en todo caso, nos transforma– y sobre la intimidad de nuestros pensamientos en una era de sobreexposición.

En esta premisa, los personajes de los dos actores mexicanos se verán envueltos en un triángulo amoroso: Hernando (Alfonso Herrera) es el amante de Lito, un actor en la Ciudad de México que esconde su romance homosexual a través de una falsa relación con Daniela (Eréndira Ibarra). Todo esto para decir que, si la trama suena bastante interesante, si nos gustan las locuras ambiciosas (o pregúntenle a Mad Max y Avengers), si nos parecen intrigantes siempre –en papel– las propuestas de los Wachowski, no estamos muy seguros de su realización. Y, es cierto, después de sus dos últimas películas quedamos un poco dubitativos. Lo que sí es que otros grandes del cine dan el salto a la pantalla chica y que Netflix está mostrando, cada vez más, su poderoso alcance y su volcada ambición. Esperemos que tanto productora, como realizadores, no nos decepcionen.

Por lo pronto, acá les dejamos la entrevista en la que hablamos sobre sexualidad, comunicación y la sensación de trabajar, como actores, con directores tan legendarios como Tykwer y los Wachowski.

temas