Ahora esta función por fin servirá como un servicio de mensajería común y corriente.

Los mensajes directos de Twitter solían ser tener algo en común con los tuits: cada uno de ellos tenía un límite absurdo de sólo 140 caracteres. Por lo que con frecuencia eran solamente útiles para dar una dirección o alguna respuesta corta.

Parece ser que la compañía ya se dio cuenta de la diferencia entre los mensajes principales y las conversaciones privadas. Es por ello que a partir del mes de julio, el límite en los mensajes privados será de 10,000 caracteres, o sea que tendremos unos cuantos miles de sobra.

Esta no es la única mejora que se ha hecho a Twitter recientemente, pues ahora también es posible exportar e importar listas de usuarios bloqueados para facilitarnos la tarea entre diferentes cuentas. Así que ya no tendrán que preocuparse por ahorrar letras cuando manden un mensaje.

fuente TwitterDev (Blog)

temas