El actor habría generado un ambiente toxico dentro de la producción de la serie.

El escándalo que envuelve a Kevin Spacey no se detiene. Luego de que Anthony Rapp (Star Trek: Discovery) acusó a Spacey de acosarlo sexualmente en 1986, cuando Rapp era menor de edad, han surgido incontables testimonios que describen al protagonista de House of Cards como un personaje que utilizaba su poder para acosar a los hombres jóvenes que trabajaban a su alrededor.

Después de que la información en contra de Spacey comenzó a hacerse viral, Netflix anunció que House of Cards terminaría en su próxima temporada. A pesar de que inicialmente el servicio indicó que la decisión de poner fin a su emblemática serie se había tomado con anterioridad, todo indicaba que era una forma de mostrar que no apoyaban a un depredador sexual, aunque de una manera un poco tibia.

Pero nadie esperaba que surgieran más acusaciones en contra de Spacey, que obligaron a Netflix a suspender la grabación de la temporada indefinidamente. Después de una acusación de violación (por parte de un ex-pareja de Spacey que tendría 15 años al ser atacado), desde el mismo staff de House of Cards surgieron testimonios en contra del actor.

Una serie de entrevistas anónimas realizadas por CNN con los trabajadores técnicos de House of Cards reveló que la conducta inapropiada de Spacey era conocida por todos los que formaban parte de la producción de la serie. Ocho personas aseguraron haber sido víctimas de acoso sexual por parte del actor o haber presenciado comportamientos de esa clase, describiendo que existía un “ambiente tóxico” en los sets de House of Cards cuando Spacey estaba presente.

Un antiguo asistente de la producción relató que Spacey le tocó la entrepierna mientras compartían un viaje en auto, cuando llevaba a Spacey a una locación:

“Me quedé en estado de ‘shock’. Él era un hombre en una posición muy poderosa en la serie y yo era alguien que estaba muy abajo en la cadena alimentaria (del show)”, afirmó.

Posteriormente, mientras colocaba las maletas de Spacey en su camerino, el actor arrinconó al trabajador, bloqueó su salida y lo manoseó.

“Le dije: ‘No creo que esté de acuerdo con esto, no creo que esté cómodo con esto’, él estaba visiblemente agitado, salió del tráiler, se metió en un vehículo y abandonó el lugar. Era un ambiente muy tóxico para hombres jóvenes que tenían que interactuar con él dentro del equipo, el reparto o los extras”, indicó.

Otro miembro del equipo de House of Cards, afirmó que Spacey lo tocaba indecentemente y acosaba de manera constante.

“Venía y masajeaba mis hombros o ponía sus manos alrededor de mí o tocaba mi estómago a veces de maneras extrañas, que en una conversación cotidiana y normal no serían apropiadas”, recordó.

Un antiguo asistente de cámara afirmó haber visto ese tipo de comportamientos por parte de Spacey en espacios abiertos y “donde todo el mundo lo veía”.

“No podíamos acusarlo ¿Quién va a creer a un trabajador del equipo? Serás despedido”, argumentó.

Una exasistente de producción aseguró que todos sabían que Spacey se comportaba de manera inapropiada, y afirmó haber presenciado cómo el actor, simulando que se trataba de un juego, le daba la mano a los hombres y luego arrastraba el saludo hasta tocarles la entrepierna.

En un comunicado, Netflix argumenta que sólo se enteraron de un incidente de este tipo hace cinco años, y que fue resuelto de manera que satisfizo a todas las partes. Sin embargo, asegura que no conocían ningún otro caso de acoso dentro de la producción de House of Cards. Por su parte, Spacey lanzó un comunicado donde indica que se tomará un descanso para “buscar evaluación y tratamiento”.

fuente CNN

temas