No fue una broma pesada de Joker, sino un acto negligente de la producción de la película.

Joker a punto de subir en el metro

(New York Post)

En un caso que parece sacado de un cómic del mismísimo Joker, se dio a conocer que los extras que participaron en una re-grabación de la ahora famosa escena filtrada de Joker, esa en la que el bufón del crimen aparece saliendo del metro de Nueva York, fueron encerrados por horas, sin posibilidades de salir, durante la grabación de esa parte de la película. Y, por tanto, se vieron obligados a orinar en las vías del metro.

Así lo cuenta TMZ, que reveló que el pasado fin de semana, durante una nueva grabación en el metro de Brooklyn, los extras que participaron en la escena fueron encerrados en un vagón del metro por más de 3 horas, y se puso tan mal que algunos de ellos comenzaron a orinar en las vías. Los extras comenzaron a golpear las puertas del metro y pidieron que los dejaran salir, porque varios de ellos necesitaban ir al baño, pero no se les permitió bajar del vagón y, finalmente, orinaron hacía las vías a través de los pequeños espacios entre los vagones.

En condiciones normales, los extras tienen derecho a un descanso después de 2 horas de trabajo, pero no se les brindó esta posibilidad hasta que estuvo terminada la grabación.

El SAG (Sindicato de Actores de Cine, por sus siglas en inglés) recibió quejas en contra de la producción de Joker por  no seguir el protocolo de descansos, y enviaron a un representante para resolver la situación. El SAG anunció que realizarán un seguimiento del caso y realizarán un monitoreo riguroso a la grabación a partir de ahora. Por su parte, Warner Bros anunció que realizará una investigación interna para descubrir quién fue el culpable de romper las reglas de descanso de los actores.

No se sabe si los representantes del metro de Nueva York presentarán una queja por la orina de los actores.

fuente TMZ

temas