Coronavirus también golpea la producción del juguete animatrónico de Baby Yoda

El brote del nuevo coronavirus podría provocar la escasez de juguetes y retrasar el lanzamiento de Baby Yoda animatrónico.

El coronavirus ya se propagó a una galaxia muy, muy lejana. Resulta que el lanzamiento del nuevo y hermoso juguete animatrónico de Baby Yoda podría retrasarse debido a las múltiples medidas de seguridad para contrarrestar el brote de Covid-19. 

El juguete de Baby Yoda puede mover las orejas, estirar sus pequeñas manos para simular que hace uso de la Fuerza. También hace sonidos y balbucea. Se trata de uno de los lanzamientos más esperados de la línea de Star Wars de Hasbro. Pero de acuerdo con CNN Business, el nuevo brote de coronavirus está amenazando la producción de The Child, que incluso ya estaba disponible para preordenarlo, debido a las interrupciones en su cadena de suministros. En China, la compañía obtiene algunas de las materias primas para fabricar sus juguetes.

Si entre los próximos meses de junio y julio, la situación actual no logra volver a la normalidad, el CEO de Toys, Tots, Pets & More, Jim Silver, pronosticó que “habrá escasez de juguetes”. 

“Estamos trabajando para mitigar el impacto de que nuestras fábricas asociadas de fabricación se cierren más de lo previsto, así como para reprogramar los envíos que no hemos podido hacer”, dijo la directora financiero de Hasbro, Deborah Thomas, el pasado 21 de febrero.

(Foto: Hasbro)

Hasta el momento el brote de coronavirus no ha afectado la producción de Baby Yodas, pero eso está por verse hasta que no mejore el panorama. Además, el mes de julio es uno de los meses más importantes en la fabricación de juguetes para la temporada navideña. 

El juguete animatrónico de Baby Yoda tiene un precio de 60 dólares.

 

ANUNCIO