Los fans más despiertos ya lo habían notado, aunque pensaban que era sólo un homenaje, pero había toda una historia detrás.

Ash vs jason

Sin duda Jason Voorhees es un asesino indestructible, pero ahora sabemos que sus poderes sobrenaturales no sólo provienen del rayo que cae sobre sus restos en Jason Lives, la sexta película de la saga. Adam Marcus, el director de Jason Goes to Hell, la novena película de la franquicia, reveló que intentó crear todo un pasado coherente para el asesino de Crystal Lake. Lo más interesante de todo es que buscó vincular a Jason con una de sus sagas favoritas: Evil Dead. De hecho, por eso incluyó un par de cameos del Necronomicon Ex-Mortis y la daga de Kandarian, dos elementos clave en la mitología de Evil Dead.

En una entrevista con Horror Geek Life, Adam Marcus indicó que, en cuanto fue elegido para dirigir Jason Goes to Hell, se reunió con Sam Raimi, el creador de Evil Dead, y le explicó como Jason pasó de ser un asesino maniático a un engendro demoníaco por culpa de su madre.

“Le dije a Raimi que para mi [Pamela Voorhees, la mamá de Jason] hizo un pacto con el diablo, leyendo del Necronomicon, para traer a su hijo de regreso de más allá de la muerte. Es por eso que Jason no es Jason. Él es Jason con características de The Evil Dead, y así puedo explicar que pase de ser un niño pequeño que vive en el fondo de un lago, a ser un hombre maduro en tan sólo un par de meses, y luego se transforme en Zombie Jason, y que nunca se pueda matar a este tipo. Eso, para mí, es mucho más interesante que un mashup, ¡Y a Raimi le encantó!”

Marcus indicó que, por problemas con la licencia de Evil Dead, pensó que lo mejor era no comentarle a nadie de New Line Cinema (el estudio propietario, en ese momento, de la saga Viernes 13) su plan de vincular Viernes 13 y Evil Dead:

“No podía contarle a nadie de New Line Cinema mi plan para incluir The Evil Dead dentro de Jason Goes to Hell, porque el estudio no posee los derechos de The Evil Dead. Así que vinculé todo a través de easter eggs, y me centré en como lo metería en la película… hay toda una escena que incluye el libro, y esperaba que la gente la entendiera y supiera que eso es lo que estoy intentando comunicar. Entonces, sí, en mi opinión, Jason Voorhees es un Deadite. Es uno de los muertos revividos de Evil Dead “.

el libro maldito de los muertos
El necronomicon de Pamela Voorhees

En una escena de Jason Goes to Hell, Jessica (la sobrina de Jason) recibe la daga de Kandarian, aunque nunca la mencionan con ese nombre. En la cinta le explican que es la única arma que puede acabar con Jason. En la franquicia Evil Dead, la daga es un arma efectiva en contra de los Deadites. En una escena posterior, en la que los protagonistas de la cinta registran la casa de Pamela Voorhees (la madre de Jason), descubren en su buró un ejemplar del Necronomicon, igualito al de Evil Dead 2.

Con ese par de escenas (y una más en la que Jason sale de un ático similar al de Evil Dead) Marcus intentaba, sin mencionarlo, que los fans de las dos franquicias pudieran unir los puntos y entender que Jason es un Deadite al servicio del demonio Kandarian. Al final de Jason Goes to Hell vemos un cameo de Freddy Krueger, que abrió la puerta para Freddy vs. Jason. Pero la idea es que esa película tendría una secuela, que uniría de lleno a las dos franquicias con Evil Dead.

La idea era convencer a Sam Raimi de dirigir la película, y lanzarla bajo el título de Freddy vs Jason vs Ash. El proyecto avanzó tanto que incluso existe un guión escrito por Jeff Katz. Lamentablemente el proyecto nunca se concretó -y termino siendo sólo una miniserie de cómics- porque Bruce Campbell sintió que tenían muchos frenos creativos y nos quedamos con las ganas de verlo en el cine.

fuente Horror Geek Life

temas